Esquizofrenia

¿Qué es la esquizofrenia? La esquizofrenia es un trastorno mental que interfiere con la capacidad de pensar, de sentir y actuar de la persona. Muchas personas con esquizofrenia tienen dificultades para diferenciar lo que es real de lo que es imaginario; o tienen dificultades para expresar sus emociones.

¿Cuáles son los síntomas? Los síntomas de la esquizofrenia se dividen en 3 categorías:

¿Cuándo empieza la esquizofrenia? La esquizofrenia puede empezar a cualquier edad, pero lo más frecuente es que se inicie entre los 16 y 25 años. Es raro el inicio de la esquizofrenia después de los 40 años. Los niños más raramente también pueden tener esquizofrenia.

¿Cuáles son los síntomas que pueden indicar la presencia de esquizofrenia? Son comportamientos como: oír o ver cosas que no existen, sentirse constantemente observado, sentirse indiferente ante situaciones importantes, sensaciones raras en el cuerpo, deterioro académico o en el trabajo, cambio en la personalidad, cambios en los hábitos de higiene y en el vestir, menor participación de reuniones sociales, reacciones incomprensibles de odio, miedo o enfado hacia los seres queridos, dificultades para dormir y concentrarse, comportamientos extraños, o preocupación extrema por temas religiosos o por el ocultismo.

¿Cuántas personas tienen este problema? La esquizofrenia afecta al 1% de la población, es decir que afecta a unos 300.000 españoles.

¿Se hereda la esquizofrenia? La respuesta es sí, pero solo en cierto grado. El riesgo de padecer la enfermedad es mayor si existen antecedentes en la familia. El riesgo es de tener esquizofrenia es 10 veces mayor si el padre o la madre la tienen, y hasta 40 veces más si ambos progenitores tienen esquizofrenia. Si algún miembro de la familia tiene esquizofrenia y la persona tiene más de 30 años el riesgo es muy bajo. Las investigaciones han determinado una serie de genes que se asocian con la esquizofrenia.
De todas formas, hay otros factores involucrados además de los genéticos, que se están investigando. A pesar de todo, sí se sabe que la esquizofrenia no está causada por una errónea educación por parte de los padres, por traumas o por debilidad.

¿Cuál es la evolución de la esquizofrenia? La esquizofrenia es una enfermedad que discurre en brotes, es decir, no de manera continuada sino con períodos en los que la persona está muy mal y períodos en que está "casi normal". La evolución puede ser muy variada, y es frecuente que dependa de que la persona tome la medicación. En general un tercio de las personas con esquizofrenia sólo tendrán un brote en su vida, otro tercio pasará por varios brotes y el último tercio persistirá con la enfermedad activa de manera constante.

¿Qué tratamientos tiene la esquizofrenia? El tratamiento de la esquizofrenia se realiza mediante fármacos y tratamiento psicoterapéutico y psicosocial y rehabilitador.
Como tratamiento farmacológico, se emplean los antipsicóticos. Los antipsicóticos son medicamentos que disminuyen la angustia y la agitación, y lo que es más importante mitigan los síntomas positivos; así es el caso de los antipsicóticos convencionales. Además en los últimos años han surgido los llamados antipsicóticos de nueva generación o atípicos que también tienen efecto sobre los síntomas negativos y dan lugar a menos efectos adversos. Estos últimos se consideran de primera elección para el tratamiento de la esquizofrenia.
Los expertos recomiendan en un primer episodio de esquizofrenia el mantenimiento con tratamiento antipsicótico al menos durante 12-24 meses.
La psicoterapia tiene como finalidad hacer comprender a la persona su trastorno, cómo convivir con él y cómo enfrentarse a las crisis.
El tratamiento psicosocial y rehabilitador comprende distintos aspectos y dispositivos que ayudan a la persona con esquizofrenia a convivir con su enfermedad y mantener el mayor grado de actividad diaria posible.

¿Qué puedo hacer yo por mi trastorno? Lo básico para conseguir una mejor evolución del trastorno es:

¿Qué pueden hacer mi familia y mis amigos?