Aquellas cosas que solíamos hacer

Cuando era más joven solo tenía ganas de volver, cada semana, año tras año, todo era maravilloso, todo resultaba entretenido, cada lugar nuevo era un universo nuevo por descubrir, cada persona una oportunidad de sumar un nuevo amigo.

El invierno parecía verano y el verano parecía eterno, el único momento de desasosiego era la llegada de la tarde del domingo cuando tocaba regresar.

Pero a medida que iban pasando los domingos, sin darnos cuenta, el cuento estaba cambiando, poco a poco, en silencio hasta darnos cuentas que volver ya no era tan especial como lo había sido siempre.

Álvaro Sutil González

Microrrelato MediaLab #5: Aquellas cosas que solíamos hacer, de Álvaro Sutil González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba