Científicas en lo más alto, por Ramón Rubio

En 2019 se han cumplido 150 años desde que Mendeléyev publica la primera versión de la tabla periódica

En 1869 Dimitri Mendeléyev publica una ordenación de los 63 elementos conocidos en ese momento totalmente revolucionaria. Una agrupación en familias tan robusta que vaticinaba el descubrimiento de nuevos elementos que debían ocupar huecos originados por la clasificación.

Hoy la tabla la forman 118 elementos y es una de las bases científicas del conocimiento. Tal es así que 2019 celebra este cumpleaños con multitud de homenajes, entre ellos el de la científica Teresa Valdés-Solís, que ideó una tabla periódica de las científicas con el fin de dar visibilidad a la labor de investigación de todas estas mujeres.

MediaLab quiere hacer visible la labor de la científicas con una acción sobre el espacio en el Campus de Gijón.

Teresa Valdés-Solís es ingeniera química e investigadora en el INCAR del CSIC y ha recogido en su tabla de «elementas» a las 19 mujeres que han recogido el premio Nobel en categorías científicas. Junto a ellas, otras investigadoras y científicas cuyo trabajo ha permitido que la sociedad de hoy se encuentre en el mejor momento de la historia y que no siempre han sido reconocidas en su tiempo

Entre ellas reconocemos a Hipatia, la primera mujer matemática de la que se tiene constancia que escribió en el siglo IV sobre geometría, álgebra y astronomía. Hedy Lamarr, actriz e inventora austríaca que inventó la primera versión del espectro ensanchado que daría lugar a las comunicaciones inalámbricas de larga a distancia; Rachel Carson, bióloga norteamiericana que con su libro «Primaver silenciosa» en 1962 puso en marcha la conciencia ambiental moderna o Jennifer Doudna, bioquímica norteamiericana y premio princesa de Asturias 2015, trabajar en herramientas para editar el ADN genómico (tecnología CRISPR).

Junto a estas celebridades, aparecen también las «tierras raras», las 28 científicas españolas que Teresa ha elegido para su equipo de elementas. Raras, porque como apunta Teresa, se creen menos abundantes de lo que parecen. Entre ellas, la bioquímica asturiana Margarita Salas, recientemente fallecida y una de las mayores científicas españolas del siglo XX.

Margarita ha sido según palabras del astronauta y ministro de ciencia Pedro Duque «una mujer pionera, clave en los grandes avances de la bioquímica y la biología molecular que han propiciado el progreso de la humanidad.

Tener presente siempre con nosotros a estas científicas y que el 150 aniversario de la tabla periódica dejase huella fue sencillo: al alzar la mirada, deberíamos ver estrellas, deberíamos verlas a ellas. Así surgió la idea de cubrir el techo del espacio MediaLab (aprovechando que tiene forma de tabla) con todos los símbolos, fechas de nacimiento y nombre de las científicas de acuerdo a la organización propuesta por Teresa.

Científicas en lo más alto, es el nombre que se dio a este pequeño homenaje realizado con vinilo negro y cortado en el propio MediaLab. Un proyecto de más de 200 horas de trabajo del que nos sentimos tan orgullosos como de las propias elementas que ya nos vigilan.

La mujer ocupará en el mundo científico el puesto que le corresponda de acuerdo con su capacidad, y no necesitaremos cuotas ni nada de eso.

Margarita Salas

Ramón Rubio

Director del MediaLab, inquieto y siempre con ganas de aprender. Se levanta cada día intentando reiniciar la Universidad.

¡Ponte en contacto!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba