Flash Cornisa Nº73_6/2022

La información coyuntural disponible hasta el mes de mayo confirma, tanto en España como en la cornisa cantábrica, el buen comportamiento del mercado laboral y también los riesgos asociados a la tendencia alcista de los precios.

Los Indices de Cifra de Negocios en la Industria y los Servicios, con información disponible hasta abril, confirman el mayor dinamismo industrial de las regiones de la cornisa cantábrica mientras España muestra un mejor comportamiento en el índice correspondiente a servicios (tasa interanual de 22,4% acumulada hasta abril).

En el sector industrial el IPI de España acumula hasta abril un crecimiento interanual de 2%. En el ámbito de la cornisa cantábrica Asturias y País Vasco han registrado en estos cuatro meses crecimientos superiores a la media nacional (3,4 y 3,9%) frente a la tasa negativa de Cantabria (-1,1%).

Por lo que respecta a los precios de consumo, tras el nuevo crecimiento registrado en el mes de mayo, el IPC acumula tasas interanuales en torno al 8% tanto en España como en la cornisa. Nuestras últimas predicciones avanzan que las tasas medias del presente año se mantendrán en niveles similares, con el previsible impacto sobre algunos indicadores como el consumo de combustible o la matriculación de vehículos.

Este proceso inflacionista podría afectar a las expectativas del sector servicios, especialmente actividades como el turismo cuyos indicadores (pasajeros en aeropuertos, viajeros y pernoctaciones hoteleras) acumulan hasta mayo tasas excepcionalmente altas debido a los bajos niveles registrados el pasado año como consecuencia de las restricciones asociadas a la pandemia.


   Enviar artículo en formato PDF   

Flash Cornisa Nº72_5/2022

Los nuevos indicadores coyunturales disponibles muestran comportamientos diversos, correspondiendo los más favorables a las actividades de servicios y el mercado laboral, mientras los más desfavorables van referidos a la tendencia alcista de precios y su impacto sobre los indicadores de consumo.

En el sector industrial el IPI nacional acumula hasta marzo un crecimiento interanual de 3,1%. En la cornisa cantábrica Asturias y País Vasco han registrado en el primer trimestre importantes crecimientos (6,7 y 6,4%) frente a la tasa negativa de Cantabria (-1,8%).

Con la información correspondiente al primer trimestre se observan comportamientos dinámicos en los Indices de Cifra de Negocios en la Industria y los Servicios. En el primero de ellos la cornisa cantábrica acumula hasta marzo tasas más elevadas que el conjunto nacional mientras en servicios se observa el comportamiento opuesto.

Tras el crecimiento registrado en el mes de abril, el IPC acumula hasta ese mes tasas interanuales elevadas que se sitúan en el 8% para España y ligeramente por encima (8,2%) en Cantabria. Nuestras predicciones anticipan una ligera moderación de estas tasas hasta cierre de año.

El impacto de los precios se observa en algunos indicadores como la matriculación de turismos y el consumo de combustible cuya evolución ha empeorado durante los últimos meses al tiempo que se deterioran sus expectativas de cierre de año.

En este contexto resulta de especial interés permanecer atentos a la evolución de indicadores de turismo como el movimiento de pasajeros en aeropuertos y los viajeros y pernoctaciones hoteleras, que acumulan hasta abril tasas excepcionalmente altas como consecuencia de los bajos niveles registrados durante este período el pasado año, afectado por restricciones de actividad y movilidad.


   Enviar artículo en formato PDF   

Flash_AS Nº119_5/2022

En un entorno de elevada incertidumbre las perspectivas de crecimiento del PIB regional de Asturias para el presente año se sitúan en torno al 4,4% con especial dinamismo de la actividad de construcción. Si bien se mantienen tasas de crecimiento positivas, algunos indicadores coyunturales muestran síntomas de ralentización y otros se ven afectados por la tendencia alcista de los precios.

En el sector industrial, el primer trimestre se ha cerrado con crecimientos del Índice de Producción Industrial, cuya tasa interanual acumulada hasta marzo se sitúa en 9,6% según SADEI y 6,7% según el INE.

En el ámbito del sector servicios destacan las elevadas tasas interanuales registradas por los principales indicadores turísticos (movimiento de pasajeros aéreos, viajeros y pernoctaciones en hoteles), si bien es necesario tener presente que el período de referencia con el que se comparan son meses de 2021 afectados por las limitaciones de actividad asociadas a la pandemia por covid.

Los indicadores del mercado laboral regional mantienen una evolución favorable, con importantes descensos interanuales del paro (en el primer trimestre el paro estimado por la EPA acumula -16,5% mientras hasta el mes de abril el paro registrado acumula una tasa de -22,5% y las contrataciones registradas 26,1%). 

Tal y como habíamos anticipado los principales síntomas de debilidad en la economía regional aparecen asociados a los indicadores de consumo. Durante el primer trimestre se acumularon descensos en el consumo de electricidad, tanto global como para usos industriales, con tasas de -11,1% y -12,8% respectivamente y en el caso de los índices de ventas se observa un impacto negativo de los incrementos de precios que previsiblemente se prolongará los próximos meses. Como consecuencia, empeoran las expectativas de cierre de año que anticipan un estancamiento para el índice de ventas general y un retroceso próximo al 2% para el índice relativo a alimentación.


   Enviar artículo en formato PDF   

Flash_AS Nº118_4/2022

Nuestras últimas previsiones anticipan un crecimiento de 4,4% para el PIB regional, correspondiendo las mejores perspectivas a la actividad constructora (8,2%) seguida de la industria (4,9%). El análisis coyuntural muestra un mayor crecimiento interanual en los primeros trimestres del año mientras el segundo semestre se verá afectado por la ralentización del sector servicios.

Los indicadores coyunturales disponibles para 2022 muestran que el año se ha iniciado con un buen comportamiento industrial tal y como reflejan el Índice de Producción Industrial elaborados por SADEI y el INE que acumulan hasta febrero crecimientos de 13,4% y 9,6% respectivamente.

Destacan las elevadas tasas interanuales registradas por los principales indicadores de servicios (movimiento de pasajeros aéreos, viajeros y pernoctaciones en hoteles), si bien es necesario tener presente que van referidas al primer trimestre de 2021, fuertemente afectado por las limitaciones de actividad asociadas a la pandemia por covid.

Los principales síntomas de debilidad en la economía regional aparecen asociados a los indicadores de consumo de electricidad, tanto global como para usos industriales, que acumulan hasta febrero tasas de -13,6% y -15,5% respectivamente y los índices de ventas, que debido a los incrementos de precios empeoran sus expectativas de cierre de año (estancamiento para el índice general y retroceso próximo al 2% para la división de alimentación).


   Enviar artículo en formato PDF   

Flash Cornisa Nº71_4/2022

Los registros disponibles para los primeros meses del año muestran un moderado dinamismo tanto en España como en las regiones de la cornisa cantábrica. En el sector industrial las tasas acumuladas hasta febrero por el IPI nacional  son de 4% mientras, en el ámbito de la cornisa, Cantabria muestra estancamiento (0,4%) frente al crecimiento observado en Asturias y País Vasco (9,6% y 8,5% respectivamente). También el Índice de Cifra de Negocios en la Industria ha iniciado el año con crecimientos, más intensos en las regiones de la cornisa cantábrica que en el conjunto nacional.

En el sector servicios, destaca el buen comportamiento de algunos indicadores de transporte (movimiento de aeropuertos y también de puertos salvo en el caso del País Vasco) y de turismo (viajeros y pernoctaciones en hoteles), si bien las subidas de precios podrían condicionar las expectativas de cierre de año. A este respecto resulta preocupante la evolución del IPC cuya tasa de variación interanual en marzo se aproxima al 10% a nivel nacional y supera este nivel en el caso de Cantabria.


   Enviar artículo en formato PDF   

Flash_AS Nº117_3/2022

En un contexto de gran incertidumbre los organismos dedicados a la prospectiva estamos revisando a la baja las expectativas de crecimiento económico para el presente año. En el caso de la economía asturiana nuestras últimas previsiones anticipan un crecimiento de 4,8% para el PIB regional, correspondiendo las mejores perspectivas a la actividad constructora cuya tasa en 2021 ha sido negativa.

Los indicadores coyunturales disponibles para 2022 son todavía escasos y muestran comportamientos dispares. Así, los Indices de Producción Industrial elaborados por SADEI y el INE han iniciado el año con crecimientos, que previsiblemente se atenuarán en los próximos meses, si bien nuestras perspectivas de cierre de año son positivas. En el caso de los principales indicadores de servicios (movimiento de pasajeros aéreos, viajeros y pernoctaciones en hoteles), las elevadas tasas de variación interanual registradas deben ser analizadas con cautela ya que la referencia de comparación son meses de 2021 fuertemente afectados por las limitaciones de movilidad asociadas a la pandemia por covid.

Los comportamientos más negativos corresponden a algunos indicadores de demanda (consumo de electricidad, tanto global como para usos industriales, matriculación de turismos, índice de ventas de alimentación) que previsiblemente se seguirán viendo afectados por las importantes subidas de precios.


   Enviar artículo en formato PDF   

Flash Cornisa Nº70_3/2022

Los escasos indicadores disponibles para el año 2022 muestran un buen comportamiento industrial, que previsiblemente se ralentizará durante los próximos meses como consecuencia de los problemas ligados al paro del transporte. Con los registros de inicio de año la cornisa cantábrica se muestra más dinámica que el conjunto nacional según el Indice de Cifra de Negocios en la Industria y también según el Indice de Producción Industrial regional, con la excepción de Cantabria

En el caso del sector servicios, donde España se muestra más dinámica que la cornisa, las elevadas tasas interanuales registradas deben ser interpretadas con prudencia  teniendo en cuenta que adoptan como referencia con meses de 2021 fuertemente afectados por las restricciones de actividad.

Por lo que se refiere al mercado laboral, los registros hasta febrero muestran reducciones significativas del paro e incrementos interanuales de los contratos, especialmente destacadas en el ámbito nacional.

En cuanto a las perspectivas para el año 2022, en un contexto de incertidumbre creciente como consecuencia de la inestabilidad geopolítica y las importantes subidas de precios. Según nuestras predicciones el IPC cerrará el año 2022 con tasas interanuales superiores al 6% tanto en España como en las regiones de la cornisa, con el previsible efecto adverso sobre diversas magnitudes económicas. 


   Enviar artículo en formato PDF   

Flash_AS Nº116_2/2022

La recuperación de la economía asturiana en el año 2021 se refleja en un crecimiento interanual de 5,6%, superior al de la media nacional y debido en gran medida al dinamismo industrial. Para el presente año se prevé que esta recuperación se prolongue con un ritmo algo inferior que situaría la tasa ligeramente por debajo del 5%.

Si bien se espera cerrar el año con crecimientos en todos los sectores de actividad, destaca la tasa de 7,6% prevista para la construcción. Cabe además señalar que esta actividad mantendrá su dinamismo a lo largo de todo el año a diferencia de los servicios para los que se espera un primer semestre de gran crecimiento que dará paso a tasas más discretas en la segunda mitad del año.

La información estadística de cierre  del año 2021 confirma el buen balance del sector industrial, con tasas de variación interanual elevadas para los Indices de Producción Industrial elaborados por SADEI (14,8%) y el INE (15,7%) y crecimientos significativos del consumo de electricidad, especialmente el de usos industriales (8,7%).

Los escasos datos coyunturales disponibles para el presente año muestran un buen comportamiento en enero de algunos indicadores de servicios (movimiento de pasajeros aéreos, viajeros y pernoctaciones en hoteles), cuyas elevadas tasas de variación interanual deben ser analizadas con cautela ya que la referencia de comparación es un mes fuertemente afectado por las limitaciones de movilidad asociadas a la pandemia por covid.

En cuanto a las perspectivas para el año 2022, las más desfavorables corresponden a los indicadores de consumo, que previsiblemente empeorarán en los próximos meses teniendo en cuenta los incrementos de precios y el contexto internacional especialmente desfavorable e incierto.


   Enviar artículo en formato PDF   

Flash Cornisa Nº69_2/2022

Los indicadores de cierre del año 2021 confirman la recuperación industrial, que se manifiesta con más intensidad en las regiones de la cornisa cantábrica y especialmente en Asturias donde las tasas de variación interanual del IPI y el Indice de Cifra de Negocios de la Industria casi duplican las registradas a nivel nacional. Por su parte el Indice de Cifra de Negocios de los Servicios, también con comportamiento positivo, presenta tasas de cierre en torno al 15% tanto en España como en las regiones de la cornisa.

El año 2022 se ha iniciado con un buen comportamiento del mercado laboral, destacando los descensos interanuales del paro registrado y los incrementos de contratos registrados en enero en Asturias, con tasas de -21,7% y 35,7% respectivamente.

Por lo que se refiere a los indicadores de actividad disponibles, especialmente los relativos a algunas ramas del sector servicios (transporte aéreo, turismo), las tasas de variación interanual de enero deben ser analizadas con cautela ya que la referencia de comparación es un mes fuertemente afectado por las limitaciones de movilidad asociadas a la pandemia por covid.

En cuanto a las perspectivas para el año 2022, en un contexto de incertidumbre creciente como consecuencia de la inestabilidad geopolítica se esperan importantes incrementos de precios que podrían condicionar la evolución de diversas magnitudes, entre ellas las exportaciones e importaciones que han iniciado el año con crecimientos significativos.


   Enviar artículo en formato PDF   

Flash_AS Nº115_01/2022

La economía asturiana ha cerrado el año 2021 con un crecimiento real del PIB regional de 5,3%, ligeramente superior al del conjunto nacional (5% según las últimas estimaciones del INE). Las perspectivas para el presente año, afectadas por elevados niveles de incertidumbre, anticipan un crecimiento regional de 5,1% si bien en próximas fechas actualizaremos nuestros modelos con las nuevas expectativas para el entorno nacional.

El análisis coyuntural de la evolución y perspectivas económicas de Asturias presenta un claro paralelismo con el conjunto nacional, si bien se observa una menor volatilidad regional en las tasas de variación interanual previstas hasta finales de 2022.

Evolución trimestral de VAB
Figura 1. Evolución y perspectivas del PIB en España y Asturias 2020-2022 (tasas de variación interanual, en %)

Los indicadores disponibles confirman el dinamismo industrial de Asturias durante el año 2021, reflejado por los Indices de Producción Industrial elaborados para la región tanto por el INE como por SADEI, cuyas tasas de variación acumuladas hasta noviembre son de 15,9% y 14,7% respectivamente. También se observan incrementos significativos de la producción y el consumo de electricidad, especialmente el destinado a usos industriales (9,2%).

En el sector servicios el pasado año se ha cerrado con incrementos interanuales del movimiento de pasajeros en el aeropuerto de Asturias (66%) y los indicadores turísticos (viajeros y pernoctaciones hoteleras, con tasas en torno al 50%). Nuestras predicciones para el presente año anticipan crecimientos significativos de estos indicadores, que sin embargo todavía no llegan a recuperar los niveles pre-pandemia.


   Enviar artículo en formato PDF