Asturias Predicciones Abril 2022

PERSPECTIVAS DE LA ECONOMÍA ASTURIANA

Introducción  

Los elevados niveles de incertidumbre sobre la recuperación económica tras el impacto de la pandemia de covid se han incrementado aún más como consecuencia de la difícil coyuntura geopolítica en la que nos encontramos, asociada a la invasión rusa de Ucrania y sus efectos adversos sobre los suministros y los precios.

El proceso inflacionista, del que existen evidencias durante los últimos meses, podría prolongarse afectando de forma significativa a algunos sectores económicos, con el correspondiente deterioro en la producción que se sumaría al inevitable impacto sobre la demanda.

En este contexto, extremadamente complejo e incierto, el presente informe describe las últimas predicciones sectoriales elaboradas en el marco del proyecto Hispalink, que reflejan el deterioro de las expectativas de recuperación económica nacional y regional. Como es habitual, el informe comienza analizando el entorno internacional, para presentar a continuación las perspectivas de crecimiento en España con desglose regional y sectorial. Posteriormente nos centramos en la situación y perspectivas económicas de Asturias para el horizonte 2022-2024. 

Entorno internacional

El final del año 2021 y el arranque de 2022 estuvieron condicionados por el impacto en las expectativas de los agentes económicos de la rápida difusión de la variante Omicron entre los países más avanzados. Afortunadamente, los altos niveles de protección proporcionados por las vacunas distribuidas contra el Covid19 y el refuerzo de esos niveles con nuevas dosis de recuerdo mitigaron los efectos en la mortalidad y en la congestión de los servicios hospitalarios, quedando contenidas las consecuencias de la nueva variante en el circuito económico, por un aumento del absentismo laboral.

Al mismo tiempo que se despejaban algunas incógnitas sobre la evolución de la pandemia, arreciaron las tensiones geopolíticas, como consecuencia de una importante acumulación de tropas en las fronteras de Rusia y Bielorrusia con Ucrania, que concluyeron finalmente con la invasión de este último país, el pasado 24 de febrero. Las expectativas de un regreso a un horizonte normal de actividad y a la consolidación de la recuperación se han visto así truncadas de forma abrupta, acelerándose la dislocación y la fragmentación de los mercados de materias primas y energéticos, que han reaccionado al conflicto llevando los precios a niveles no vistos en muchos años. El sistema de precios ha transmitido con notable rapidez estas tensiones a los mercados finales, con un rápido reflejo en los índices de precios de los consumidores de distintos países. Las holgadas condiciones de financiación existentes han favorecido este regreso de la inflación a tasas desconocidas, generando dificultades en las ramas productivas más intensivas en el uso de energía y con mayores dificultades para trasladar a los precios el alza en el coste de los inputs.

Con todo, la peor consecuencia de este nuevo escenario que aparece en el horizonte radica en la profunda quiebra en la confianza en Rusia como actor internacional fiable y en la ruptura de una agenda internacional que planeaba una recuperación cooperativa capaz de hacer frente a las peores consecuencias de la pandemia y al reto de la descarbonización de la economía mundial. Las sanciones económicas aplicadas por los países occidentales y la salida de importantes empresas con destacados activos productivos en Rusia reflejan el profundo pozo en que ha sumido el gobierno de Rusia a las relaciones económicas y políticas internacionales eligiendo el camino de la agresión a Ucrania. Una agresión que ha comportado el desplazamiento interno de millones de personas y la salida de 4 millones de personas, en menos de cincuenta días. Un conflicto bélico y una crisis humanitaria en un espacio fundamental para la estabilidad política en Europa.

En este marco de partida, los organismos de prospectiva han comenzado a revisar las previsiones de crecimiento existentes en enero de este año, a la luz del alza de los precios de la energía –gas, carbón y petróleo-, así como de minerales metálicos y productos alimenticios (trigo, maíz). El primer organismo en anticipar un deterioro de las condiciones económicas ha sido el Banco Central Europeo, que ha revisado en cinco décimas a la baja el crecimiento esperado para la zona euro en el año 2022, hasta el 3,7%, y que ha dibujado también un escenario más severo que reduciría el crecimiento hasta el 2,4%. El Fondo Monetario Internacional, en su informe de perspectivas económicas publicado en abril, incluye una clara revisión a la baja del crecimiento económico, concentrada en Europa. Para la economía mundial se espera un crecimiento del 3,6%, lo que supone un recorte del crecimiento mundial de 8 décimas respecto de la previsión existente en enero de 2022. La desaceleración del crecimiento económico mundial será más acusada en la Zona Euro, para la cual se prevé un avance del producto real del 2,8%. El impacto respecto a las previsiones iniciales se acentúa con una revisión a la baja en las perspectivas económicas de Alemania e Italia, seguido por España y Francia. Para España el FMI espera un crecimiento del 4,8% en 2022 y del 3,3% en 2023.

Junto con el crecimiento económico, las perspectivas sobre la evolución de la inflación han cobrado un renovado interés, como consecuencia de la aceleración observada en 2021. Para el año en curso se espera un crecimiento medio de los precios en los países avanzados del 5,7% y una expectativa de ajuste en 2023, con un crecimiento más moderado, del 2,5%.

Tabla 1. Previsiones de crecimiento para la economía mundial
(tasas de variación interanual, en %)

           Diferencia con las
proyecciones de
enero de 2022  
       Peso (%)    2020    2021    2022p    2023p             2022    2023  
  Producto mundial          -3,1    6,1    3,6     3,6            -0,8    -0,2  
  Economías avanzadas    (42,1)    -4,5    5,2    3,3    2,4            -0,6    -0,2  
  Estados Unidos    (15,7)    -3,4    5,7    3,7    2,3            -0,3    -0,3  
  Reino Unido    (2,3)    -9,3    7,4    3,7    1,2            -1,0    -1,1  
  Zona Euro    (12,0)    -6,4    5,3    2,8    2,3            -1,1    -0,2  
  España    (1,4)    -10,8    5,1    4,8    3,3            -1,0    -0,5  
  Japón    (3,8)    -4,5    1,6    2,4    2,3            -0,9    0,5  
  Otras economías avanzadas    (6,8)    -1,8    5,0    3,1    3,0            -0,5    0,1  
  Economías de mercados emergentes y en desarrollo    (57,9)    -2,0    6,8    3,8    4,4            -1,0    -0,3  
  Brasil    (2,4)    -3,9    4,6    0,8    1,4            0,5    -0,2  
  México    (1,8)    -8,2    4,8    2,0    2,5            -0,8    -0,2  
  África subsahariana    (3,1)    -1,7    4,5    3,8    4,0            0,1    0,0  
  Rusia    (3,1)    -2,7    4,7    -8,5    -2,3            -11,3    -4,4  
  Oriente Medio y Norte de África         -3,3    5,8    5,0    3,6            0,6    0,2  
  Países en desarrollo de Asia    (32,4)    -0,8    7,3    5,4    5,3            -0,5    -0,2  
  China    (18,6)    2,2    8,1    4,4    5,1            -0,4    -0,1  
  India    (7,0)    -6,6    8,9    8,2    6,9            -1,2    -0,2  
Fuente: FMI, Perspectivas de la economía mundial, abril de 2022 y tabla A (p. 115), para las participaciones en el PIB mundial del año 2021, medidas en paridad de poder de compra.

Entorno nacional

Las últimas estimaciones del INE en su Contabilidad Nacional de España confirman que, tras el importante descenso del año 2020, el PIB nacional experimentó un crecimiento real de 5,1% durante 2021, con una evolución más favorable durante el segundo semestre del año.

Si bien a principios del presente año se esperaba que España avanzase en su recuperación económica, las expectativas se han deteriorado significativamente como consecuencia de la invasión rusa de Ucrania y sus repercusiones. Así, según el Panel de Funcas, la última predicción de consenso (Marzo 2022) para el crecimiento del PIB nacional durante el presente año se sitúa en 4,8%, tasa significativamente inferior a la publicada en Enero 2022 (5,6%), como consecuencia del empeoramiento de las previsiones elaboradas por la práctica totalidad de instituciones del panel. Cabe además destacar que se observa una considerable dispersión entre estas instituciones, que refleja la incertidumbre existente y se traduce en un recorrido excepcionalmente amplio (entre 2,9% y 6%) tal y como muestra la figura 1.

Figura 1. Actualización de predicciones para el PIB nacional de España 2022
(tasas de variación interanual, en %)

Inf_Fig_1.png
Fuente: elaboración propia a partir de FUNCAS (Panel de previsiones de la Economía Española, varios números)

En esta situación, las últimas predicciones de Hispalink anticipan para España un crecimiento de 5% durante el presente año 2022, seguido de tasas más discretas  (3,6% y 3,2% respectivamente) en el horizonte 2023-2024. 

Para el presente año el ranking regional muestra niveles moderados de dispersión con un recorrido de 3,1 puntos de amplitud liderado por la Comunidad de Madrid cuya tasa prevista asciende a 5,8% mientras Castilla y León ocupa el extremo opuesto (2,7%).

Las previsiones para los próximos años rebajan la tasa de crecimiento interanual esperada y muestran un comportamiento regional más homogéneo, con un recorrido inferior a 2 puntos de amplitud en el año 2024.


Tabla 2. Crecimiento regional del PIB 2021-2024
(tasas de variación interanual, en %)

Comunidades Autónomas                      2021202220232024
Andalucía          5,04,73,42,9
Aragón             5,04,93,32,8
Asturias           5,24,42,72,5
Baleares           6,85,03,63,3
Canarias           6,05,35,44,4
Cantabria          4,24,63,12,8
Castilla y León    3,62,73,72,8
Castilla La Mancha 4,85,23,53,0
Cataluña           5,15,33,33,0
Comunidad Valenciana    5,15,23,73,2
Extremadura        4,04,73,63,1
Galicia            4,95,12,83,0
Comunidad de Madrid     5,65,84,54,2
Región de Murcia   4,94,64,13,2
Com. Foral Navarra 4,95,23,43,1
País Vasco         4,64,32,72,5
La Rioja           4,94,93,53,0
ESPAÑA5,15,03,63,2
Fuente: Hispalink (Abril 2022)

Desde la óptica sectorial destacan las expectativas de recuperación de la construcción tras el retroceso del año 2021. Según nuestras últimas previsiones el crecimiento más destacado en esta actividad corresponde al año 2023 con una tasa interanual de 12%.

La otra actividad que cerró el pasado año con una tasa interanual negativa es la agricultura, que podría recuperar su actividad a partir del presente año, dependiendo en gran medida de la evolución de los precios y apoyos específicos al sector.

Para el sector industrial se espera cerrar el año actual con un crecimiento en torno al 4,5% que dará paso a una ralentización en los próximos períodos cuya intensidad dependerá de la evolución de la evolución de los precios, especialmente de la energía. 

De modo similar, los servicios muestran una cierta ralentización tras el crecimiento del 6% estimado para 2021. Si bien existe un considerable optimismo en ramas de transportes, hostelería y ocio, como consecuencia de la eliminación de las restricciones vigentes durante la pandemia, el proceso inflacionista en el que nos encontramos constituye una seria amenaza a las perspectivas de crecimiento. 


Tabla 3. Crecimiento sectorial en España 2021-2024
(tasas de variación interanual, en %)

 2021202220232024
Agricultura-3,75,44,01,2
Industria5,24,52,63,2
Construcción-3,49,612,07,0
Servicios6,04,83,23,0
Total5,15,03,63,2
Fuente: Hispalink (Abril 2022).

Por lo que se refiere a las expectativas del empleo, tras sucesivas actualizaciones que aparecen representadas en la figura 2, la tasa de consenso para España en 2022 es de 3,5% según el último panel de Funcas (Marzo 2022). Las tasas de variación previstas para el empleo por los distintos organismos de prospectiva mantienen un recorrido bastante amplio, comprendido entre 1,9% y 4,7%, mientras la tasa de paro nacional prevista se sitúa en una media de 13,9%.


Figura 2. Actualización de predicciones para el empleo de España 2022 
(tasas de variación interanual, en %)

Inf_Fig_2.png
Fuente: elaboración propia a partir de FUNCAS (Panel de previsiones de la Economía Española, varios números).

Situación y perspectivas económicas de Asturias

Las perspectivas de crecimiento de la economía asturiana se han ido deteriorando progresivamente, si bien la revisión a la baja del crecimiento regional de Asturias ha sido más moderada que la realizada para el conjunto de España. Según nuestras últimas predicciones el PIB regional de Asturias crecerá en 2022 un 4,4%, tasa inferior a la prevista para el conjunto nacional (5%).

Para los próximos años se espera una desaceleración del crecimiento regional, que se traducirá en tasas interanuales de 2,7% para 2023 y 2,5% para 2024, manteniéndose el diferencial negativo de Asturias respecto a la media de España.

Figura 3 Previsiones de crecimiento del PIB en Asturias y España
(tasas de variación interanual, en %)

Inf_Fig_3.png
Fuente: Hispalink (Abril 2022)

Por sectores las peores perspectivas corresponden a la actividad agraria para la que, tras un crecimiento moderado en 2021, se esperan tasas interanuales negativas en el horizonte 2022-2024.

En el extremo opuesto se encuentra la construcción, que fue el único sector que cerró 2021 con una tasa interanual negativa y afronta ahora perspectivas de recuperación, especialmente intensas en el año 2023 (9,5%).

En cuanto al sector industrial, que ha sido el más dinámico en Asturias durante el pasado año, se espera cerrar el presente ejercicio con un crecimiento interanual regional próximo al 5%. Los Índices de Producción Industrial (IPI) elaborados para Asturias por SADEI y el INE han iniciado el año con importantes crecimientos (tasas de 13,4 y 9,6% acumuladas hasta febrero, respectivamente) y también el Índice de Cifra de Negocios en la Industria ha iniciado el año 2022 con un comportamiento especialmente dinámico en Asturias, cuyas tasas interanuales son más elevadas que las del conjunto nacional. 

No obstante, es previsible que estos crecimientos se atenúen en los próximos meses como consecuencia de la difícil coyuntura en la que nos encontramos. De hecho, los registros del mes de febrero detectan un gran aumento de los precios industriales, con lo cual los incrementos interanuales del IPRI acumulados en Asturias durante los dos primeros meses del año se sitúan en el 97,1% y es previsible que esta escalada de precios industriales se prolongue con los consiguientes efectos adversos.

El análisis por ramas industriales muestra también diferencias, correspondiendo las perspectivas más negativas en Asturias a la rama de bienes intermedios. En cambio los bienes de equipo y las semimanufacturas han mantenido un buen tono en las exportaciones regionales de Asturias durante los primeros meses del año. 

Para el sector servicios, Asturias afronta perspectivas de crecimiento moderado, con una tasa de 4,1% en 2022 que se reducirá significativamente en los próximos dos años. Cabe destacar que en el caso de los principales indicadores de servicios (movimiento aéreo de pasajeros, viajeros y pernoctaciones en hoteles), las elevadas tasas de variación interanual registradas en 2022 deben ser analizadas con cautela ya que la referencia de comparación son meses de 2021 fuertemente afectados por las limitaciones de movilidad asociadas a la pandemia por covid.

En el sector regional de transportes, con perspectivas generalmente optimistas, se observan diferencias para los distintos medios. Así, frente a las perspectivas optimistas del transporte aéreo y, en menor medida, marítimo, el transporte por carretera podría estancarse o incluso decrecer, hecho que se explica por la elevada tasa interanual (22,7%) con la que ha cerrado el año 2021.

Como ya hemos señalado, estas expectativas de crecimiento regional pueden verse condicionadas por el proceso inflacionista en el que nos hallamos inmersos, que ya muestra su efecto en algunos indicadores coyunturales de demanda como el consumo de electricidad, la matriculación de turismos o los índices de ventas.


Tabla 4. Previsiones de crecimiento sectorial en Asturias 2021-2024
(tasas de variación interanual, en %)

 2021202220232024
Agricultura1,8-1,4-1,2-1,6
Industria9,34,91,92,3
Construcción-1,58,29,55,5
Servicios4,94,12,42,4
Total5,24,42,72,5
Fuente: Hispalink-Asturias (Abril 2022)


Por lo que se refiere al mercado laboral, los registros disponibles confirman las caídas interanuales del paro registrado en Asturias durante el primer trimestre del año, que se extienden a todos los sectores de actividad económica. La tasa interanual acumulada hasta marzo se sitúa en -22,2% para el paro total regional, destacando el descenso en el colectivo de parados sin empleo anterior (-29,1%). 

Cabe destacar el comportamiento favorable de los contratos registrados en Asturias, que en el primer trimestre del año 2022 acumulan tasas interanuales de 29,1%. También aumentan, aunque de modo más discreto, las afiliaciones a la Seguridad Social en la región. 

Nuestras predicciones anticipan que esta evolución de los indicadores laborales se prolongará al resto del año, con reducción del paro registrado en todos los sectores de actividad mientras se incrementan los contratos y afiliaciones a la Seguridad Social.

Los principales indicadores coyunturales disponibles para Asturias, resumidos en la tabla 5, reflejan los principales rasgos de la evolución sectorial destacados en los párrafos anteriores.


Tabla 5. Indicadores de Coyuntura Asturias

RegistrosTasas registradasCierre 2022
IndicadorFechaÚltimoInteranualAcumuladaPredicciónTasaValor
Paro Registrado2022-366.037-22,0%-22,2%56.617-12,6%ULT.
Contratos registrados2022-323.81716,7%29,1%337.20611,4%SUM. 
Afiliaciones SS2022-3368.7803,1%3,1%374.9452,8%MED.
IPI_INE2022-2102,79,5%9,6%106,03,1%MED.
Movimiento Puertos2022-21.970.19125,2%13,8%22.533.0575,8%SUM.
Movimiento Aeropuerto2022-386.231476,8%389,8%1.263.13951,9%SUM.
Ind.Cifra Negocios Industria2022-2129,835,7%38,0%134,912,9%MED.
Ind.Cifra Negocios Servicios2022-2117,125,3%23,1%1287,6%MED.
Exportaciones (precios ctes.)2022-2331.73112,3%18,3%4.471.2854,3%SUM.
Importaciones (precios ctes.)2022-2385.84647,7%27,6%4.404.32111,7%SUM.
IPC2022-3107,39,5%7,6%106,56,5%MED.
Índice de ventas2022-295,312,7%11,2%109,74,5%MED.
Matriculación de turismos2022-3741-39,3%-24,6%9.194-28,9%SUM.
Combustible Auto2022-237.85326,0%17,1%518.3974,4%SUM.
Viajeros alojados en hoteles2022-271.156374,6%312,8%1.743.00437,4%SUM.
Pernoctaciones en hoteles2022-2132.212313,8%265,4%3.558.01126,8%SUM.
Fuente: Hispalink-Asturias (Abril 2022)


En términos generales las perspectivas económicas de Asturias se verán condicionadas por nuestro entorno económico, la evolución de los precios y la recuperación de actividades, especialmente en el sector servicios, una vez eliminadas las restricciones impuestas por la pandemia de covid19, cuya incidencia en la región nos sitúa todavía en niveles de riesgo altos.

   Enviar artículo en formato PDF   

Cornisa. Predicciones Abril 2022

En un escenario internacional de gran complejidad geopolítica y un contexto nacional inflacionista, las últimas predicciones de Hispalink reflejan el deterioro de las expectativas de crecimiento nacional y regional. En este informe describimos las perspectivas económicas de la cornisa cantábrica, cuyo crecimiento se mantiene por debajo del previsto para el conjunto nacional hasta el año 2024. 

Tabla 1. Perspectivas de crecimiento en España y la cornisa cantábrica
(Tasas de variación interanual del PIB, %)

 2021 2022 2023 2024 
Asturias 5,2 4,4 2,7 2,5 
Cantabria 4,2 4,6 3,1 2,8 
País Vasco 4,6 4,3 2,7 2,5 
España 5,1 5,0 3,6 3,2 
Fuente: Hispalink, abril 2022

Perspectivas económicas de Asturias 

Las perspectivas de crecimiento de la economía asturiana se han ido deteriorando progresivamente, si bien la revisión a la baja del crecimiento regional de Asturias ha sido más moderada que la realizada para el conjunto de España. Según nuestras últimas predicciones el PIB regional de Asturias crecerá en 2022 un 4,4%, tasa inferior a la prevista para el conjunto nacional (5%). 

Para los próximos años, en un contexto especialmente complejo e incierto, se espera una desaceleración del crecimiento, que se traducirá en Asturias en tasas interanuales de 2,7% para 2023 y 2,5% para 2024, manteniéndose el diferencial negativo respecto a la media de España. 

Tabla 2. Perspectivas de crecimiento sectorial en Asturias
(Tasas de variación interanual, %)

 2021 2022 2023 2024 
Agricultura 1,8 -1,4 -1,2 -1,6 
Industria 9,3 4,9 1,9 2,3 
Construcción -1,5 8,2 9,5 5,5 
Servicios 4,9 4,1 2,4 2,4 
Total 5,2 4,4 2,7 2,5 
Fuente: Hispalink-Asturias, abril 2022
  • Si bien a principios del presente año se esperaba que las economías asturiana y española avanzasen en una sólida recuperación económica, las expectativas se han deteriorado significativamente como consecuencia de la invasión rusa de Ucrania y sus repercusiones. 
  • Por sectores, las perspectivas más desfavorables corresponden en Asturias a la actividad agraria para la que, tras un crecimiento moderado en 2021, se esperan tasas interanuales negativas en el horizonte 2022-2024. En el extremo opuesto se encuentra la construcción, que fue el único sector que cerró 2021 con una tasa interanual negativa y afronta ahora perspectivas de recuperación, especialmente intensas en el año 2023 (9,5%). 
  • En cuanto al sector industrial, que ha sido el más dinámico en Asturias durante el pasado año, se espera cerrar el presente ejercicio con un crecimiento interanual regional próximo al 5%. Los Indices de Producción Industrial (IPI) elaborados para Asturias por SADEI y el INE han iniciado el año con importantes crecimientos al igual que el Indice de Cifra de Negocios en la Industria. No obstante, es previsible que estos crecimientos se atenúen en los próximos meses como consecuencia de la difícil coyuntura en la que nos encontramos (de hecho, los registros del mes de febrero detectan un gran aumento de los precios industriales, que previsiblemente se intensificará con los consiguientes efectos adversos). 
  • Para el sector servicios, Asturias afronta perspectivas de crecimiento moderado, con una tasa de 4,1% en 2022 que se reducirá significativamente en los próximos dos años. Cabe destacar que en el caso de los principales indicadores de servicios (movimiento aéreo de pasajeros, viajeros y pernoctaciones en hoteles), las elevadas tasas de variación interanual registradas en 2022 deben ser analizadas con cautela ya que la referencia de comparación son meses de 2021 fuertemente afectados por las limitaciones de movilidad asociadas a la pandemia por covid. 
  • Como ya hemos señalado el proceso inflacionista en el que nos hallamos inmersos puede condicionar estas expectativas, tal y como reflejan ya algunos indicadores coyunturales de demanda como el consumo de electricidad, la matriculación de turismos o los índices de ventas. 
  • Por lo que se refiere al mercado laboral, los registros disponibles confirman las caídas interanuales del paro registrado en Asturias durante el primer trimestre del año, que se extienden a todos los sectores de actividad económica. La tasa interanual acumulada hasta marzo se sitúa en -22,2% para el paro total regional, destacando el descenso en el colectivo de parados sin empleo anterior (-29,1%). Cabe destacar el comportamiento favorable de los contratos registrados en Asturias, que en el primer trimestre del año 2022 acumulan tasas interanuales de 29,1%. También aumentan, aunque de modo más discreto, las afiliaciones a la Seguridad Social en la región.  
  • Nuestras predicciones anticipan que esta evolución de los indicadores laborales se prolongará hasta finales del año 2022, que se cerrará con una reducción del paro registrado en todos los sectores de actividad mientras se incrementan los contratos y afiliaciones a la Seguridad Social. 

Perspectivas económicas de Cantabria

Las expectativas de crecimiento económico de Cantabria para el año 2022 se han ido deteriorando de forma similar a las del conjunto nacional. En este contexto, nuestras últimas predicciones anticipan que el PIB regional de Cantabria crecerá este año un 4,6% respecto a una media nacional de 5%. 

El análisis sectorial muestra un comportamiento especialmente favorable de la construcción que podría crecer en Cantabria un 10,8% respecto al año anterior. Para la agricultura cántabra se prevé una tasa interanual del 5% mientras en los sectores de industria y servicios se esperan crecimientos algo más discretos (4,2% y 4,1% respectivamente). 

Tabla 3. Perspectivas de crecimiento sectorial en Cantabria
(Tasas de variación interanual, %) 

 2021 2022 2023 2024 
Agricultura 4,1 5,5 4,5 1,3 
Industria 4,5 4,2 1,4 2,9 
Construcción -8,2 10,8 14,4 7,9 
Servicios 5,4 4,1 2,5 2,3 
Total 4,2 4,6 3,1 2,8 
Fuente: Hispalink-Asturias, abril 2022
  • Las actuales predicciones se publican en un contexto de especial incertidumbre como consecuencia de la difícil coyuntura internacional en la que nos encontramos, que ha motivado la revisión a la baja de las previsiones de crecimiento elaboradas por los principales organismos de prospectiva. 
  • Los indicadores coyunturales disponibles para Cantabria en el año 2022 son todavía escasos y muestran comportamientos dispares. Además, las tasas interanuales de muchos de estos indicadores deben ser interpretadas con especial prudencia teniendo en cuenta que el período de referencia corresponde a meses de inicios del año 2021, todavía fuertemente afectados por restricciones de movilidad y actividad asociados a la pandemia de covid-19. 
  • En el ámbito industrial, los indicadores disponibles para los primeros meses del año (Índice de Producción Industrial e Índice de Cifra de Negocios en la Industria) muestran en Cantabria un comportamiento menos dinámico que en el resto de la cornisa. Así, el Indice de Producción Industrial (IPI) acumula hasta febrero una tasa de variación interanual de 0,2% en Cantabria frente al 3,3% acumulado a nivel nacional o los crecimientos más destacados de Asturias y País Vasco (9,5% y 7,7% respectivamente). 
  • Un análisis más detallado por ramas muestra que Cantabria afronta perspectivas especialmente desfavorables en energía y, en menor medida, en bienes de consumo, esperándose en ambos casos cerrar el año con tasas interanuales negativas. 
  • Desde la óptica del comercio exterior, Cantabria ha arrancado el año 2022 con crecimientos reales de las exportaciones y las importaciones, destacando el buen comportamiento de las exportaciones de semimanufacturas. Aunque los niveles de
  • Para el sector servicios se prevé cerrar 2022 con un crecimiento de 4,1% en Cantabria, inferior al esperado para España (4,8%). El Indice de Actividades del Sector Servicios regional ha iniciado el año con fuertes crecimientos, al igual que varios de los principales indicadores coyunturales del sector (movimiento de puertos y aeropuertos, viajeros y pernoctaciones hoteleras). Nuestras predicciones para los próximos dos años apuntan que las actividades de servicios de Cantabria ralentizarán su ritmo de crecimiento, con tasas interanuales que no superarán el 2,5%.
  • En el ámbito laboral las estadísticas disponibles muestran importantes caídas interanuales del paro registrado durante el primer trimestre del año, que se extienden a todos los sectores de actividad económica, destacando el colectivo de parados sin empleo anterior (-20,2%). Por su parte los contratos registrados aumentan en el primer trimestre si bien la tasa interanual acumulada hasta marzo en Cantabria es de 9,2%, mucho más discreta que la registrada en España y el resto de la cornisa.

Perspectivas económicas del País Vasco 

Las perspectivas de crecimiento económico del País Vasco han sido revisadas a la baja, en línea con el deterioro de las expectativas económicas nacionales. Nuestras últimas predicciones anticipan para el año 2022 una tasa de variación regional de 4,3%, respecto a una media nacional de 5%. 

Para los próximos años se espera una desaceleración del crecimiento tanto a nivel nacional como en el País Vasco, con elevados niveles de incertidumbre teniendo en cuenta la difícil coyuntura internacional en la que nos encontramos. Así se prevé que el PIB del País Vasco aumente un 2,7% en 2023 y 2,5% en 2024 mientras las tasas del PIB nacional de España en dichos períodos serían de 3,6% y 3,2% respectivamente. 

Tabla 4. Perspectivas de crecimiento sectorial en el País Vasco
(Tasas de variación interanual, %)

 2021 2022 2023 2024 
Agricultura 0,3 1,2 1,9 1,5 
Industria 4,3 2,2 0,4 1,9 
Construcción -1,3 3,7 8,3 3,0 
Servicios 5,3 5,1 2,9 2,6 
Total 4,6 4,3 2,7 2,5 
Fuente: Hispalink-Asturias, abril 2022
  • Las actuales predicciones de Hispalink se presentan en un escenario de gran complejidad geopolítica y un contexto inflacionista que deterioran las expectativas de crecimiento internacional, nacional y regional. En el caso del País Vasco se prevé para el presente año un crecimiento del PIB regional del 4,3%, resultado de tasas positivas aunque discretas en todos los sectores de actividad. 
  • La todavía escasa información disponible para el País Vasco muestra comportamientos dispares y debe ser analizada con prudencia teniendo en cuenta que las comparaciones interanuales adoptan como referencia periodos de 2021 fuertemente afectados por restricciones de movilidad y actividad asociados a la pandemia de covid-19. 
  • Las mejores perspectivas sectoriales para el año en curso corresponden a las actividades de servicios, que previsiblemente crecerán en el País Vasco un 5,1% superando así la tasa prevista para España (4,8%). Los indicadores disponibles para los primeros meses del año, interpretados con la necesaria cautela, reflejan una recuperación del transporte aéreo y el turismo regional junto a una reducción del paro registrado en el sector (-10,2% acumulado hasta marzo).
  • La industria vasca, tras el incremento de 4,3% estimado para 2021, verá ralentizado este año su crecimiento, correspondiendo las perspectivas más adversas a la rama de bienes intermedios. Los principales indicadores sintéticos del sector (Indice de Producción Industrial e Indice de Cifra de Negocios de la Industria) han iniciado el año con tasas positivas mientras el Indice de Precios Industriales de la región refleja importantes subidas de precios (35,6% acumulado hasta febrero). Por su parte el comercio exterior regional del País Vasco ha iniciado el año con crecimientos reales de las exportaciones e importaciones que, siendo menos intensos que el resto de la cornisa, superan los registrados para el conjunto nacional.
  • Para la actividad de construcción se prevé que el País Vasco crezca este año a un ritmo moderado (3,7%) que previsiblemente se intensificará en 2023 (8,3%), en sintonía con el dinamismo constructor esperado a nivel nacional.
  • En lo que respecta al mercado laboral, la información disponible para el primer trimestre del año muestra en el País Vasco descensos del paro registrado más discretos que los de España en su conjunto (-10,5% acumulado hasta marzo frente a una tasa nacional de -21,6%) junto a incrementos, también más tímidos que los de España, en los contratos registrados y los trabajadores afiliados a la Seguridad Social. Nuestras predicciones anticipan que el paro total del País Vasco podría cerrar el año con una tasa de -7,8% frente a los descensos de mayor magnitud previstos a nivel nacional y en las otras regiones de la cornisa cantábrica.
   Enviar artículo en formato PDF