Predicciones Enero 2021

PERSPECTIVAS DE LA ECONOMÍA ASTURIANA-INFORME ENERO 2021

Equipo Hispalink-Asturias

La crisis sociosanitaria asociada a la pandemia por covid-19 ha impactado sobre la economía mundial con una intensidad todavía difícil de cuantificar. En este contexto de retroceso económico y extraordinaria incertidumbre presentamos nuestras últimas predicciones para la economía asturiana, que durante el pasado año ha experimentado una caída del PIB del 10%, algo menos acentuada que la del conjunto de España (-11,2%), esperándose para el año 2021 una recuperación también más discreta que la nacional.

Tabla 1. Previsiones de crecimiento del PIB en Asturias y España
(tasas de variación interanual, en %)

20202021
Asturias-10,06,4
España-11,29,4
Fuente: Hispalink y Ceprede, enero 2021.

Estas predicciones aparecen condicionadas por el incierto contexto internacional.

La economía mundial recibió un insólito e inesperado golpe a comienzos del año 2020, en forma de pandemia, que ha generado, en apenas doce meses, 94,6 millones de personas contagiadas y 2 millones de víctimas (Johns Hopkins Coronavirus Resource Center).  Las consecuencias sobre el sistema económico mundial no han sido menos devastadoras: se espera que la economía mundial registre una caída en la actividad global del 4,4%, un descenso acompañado por importantísimos recortes en las horas trabajadas, como consecuencia de los confinamientos forzados. Las medidas de política fiscal y monetaria adoptadas para compensar este cortocircuito no han ido a la zaga de la delicada situación, para poder mitigar los más negativos efectos de la súbita parada.

El impacto de la pandemia sobre la economía de los distintos países ha dependido de la exposición al virus -que puso al límite los sistemas de salud- y de la especialización productiva. Aunque la industria sigue siendo el gran interruptor de muchas economías, en esta ocasión el sector servicios ha sido clave para generar abultadas caídas tanto en el PIB como en el número de horas trabajadas. El canal de la demanda interna -consumo de los hogares y la formación bruta de capital- y el multiplicador del uso de la renta ha orientado el efecto entre las ramas productivas desde mediados de marzo y buena parte del segundo trimestre del año.

De forma resumida y por países, para China, primer lugar donde se manifestó el nuevo coronavirus, se prevé un crecimiento del 1,9% en el año 2020 y un 8,2% en 2021. Para la Zona Euro se espera una caída real del 8,3% en el año 2020. Las economías más orientadas a los servicios (España, Italia y Francia) acusarán los descensos más profundos del PIB (12,8; 10,6 y 9,8% respectivamente, según la información de octubre del FMI). Para la economía alemana se espera un descenso del PIB del 6%, una tasa en línea con otros registros de economías industriales y orientadas a la exportación. En peor situación se encuentra el Reino Unido, que registrará una caída cercana al 10% de su PIB (9,8 para el FMI; 10,3% para la Comisión Europea). Ciertos titubeos en la forma de abordar el problema dieron lugar a medidas más robustas orientadas al control de la difusión del virus, que han dañado en parte este gigante de la economía de los servicios avanzados. Para la economía de los EEUU, el FMI espera un descenso del PIB del 4,3% (4,6% según la Comisión Europea). Después de haber acumulado un periodo sostenido de crecimiento, que situó la tasa de paro por debajo del 4% en 2019, la economía americana se resintió rápidamente de la llegada del virus a algunas de sus más importantes ciudades. El consumo experimentará un acusado descenso (-4,9% para la media del año), de mayor cuantía que la caída registrada en la inversión (-2,7%). 

A modo de síntesis, las perspectivas para la economía mundial en el año 2021 están muy condicionadas por el ritmo de vacunación de la población. La autorización por las Agencias de la distribución de las primeras vacunas y el comienzo de la producción en serie sitúan al mundo en la parte optimista de los escenarios dibujados meses atrás. Sin embargo, la vacunación masiva de la población va a tomar su tiempo, pues la campaña coincide además con una tercera oleada de contagio, tanto en Europa como en EE UU. Con estos condicionantes planeando sobre nuestras cabezas, se prevé una recuperación del PIB mundial del 5,2%, sostenido en las economías emergentes y en la recuperación de la Unión Europea.

Entorno nacional

En un contexto especialmente adverso e incierto, los principales organismos que elaboran previsiones económicas han llevado a cabo sucesivas revisiones de las tasas previstas para las principales magnitudes macroeconómicas en España. Si bien resulta todavía difícil concretar la dimensión del impacto económico asociado al covid-19, la figura muestra una caída sin precedentes en las expectativas de crecimiento del PIB nacional, que se inicia en marzo de 2020 y se mantiene hasta final de año acompañada de niveles de incertidumbre especialmente elevados. 

Figura 1. Revisión de predicciones de crecimiento del PIB en España 2020
(tasas de variación interanual, en %)

Fuente: elaboración propia a partir de FUNCAS (Panel de previsiones de la Economía Española, varios números)

La última predicción de consenso para el año 2020 (publicada en el panel de Funcas del mes de enero 2020) se sitúa en -11,2%, con un recorrido entre –11,8% y -10,4%. Esta caída del PIB nacional es resultado de aportaciones negativas tanto de la demanda nacional como del sector exterior.

Por lo que se refiere al año 2021, tras el considerable retroceso del pasado año se prevé un cierto efecto rebote, basado fundamentalmente en la aportación de la demanda nacional al crecimiento. No obstante, la magnitud de la recuperación ha sido revisada a la baja por la gran mayoría de instituciones y según el último panel de Funcas, las predicciones de consenso se sitúan en 6,3%, con un recorrido que oscila entre 5% y 8,7%..

Figura 2. Revisión de predicciones de crecimiento del PIB en España 2021
(tasas de variación interanual, en %)

Fuente: elaboración propia a partir de FUNCAS (Panel de previsiones de la Economía Española, varios números)

En este contexto de incertidumbre, adoptamos como referencia nacional las últimas predicciones nacionales elaboradas por Ceprede (enero 2021) que proporcionan el desglose sectorial recogido en la tabla siguiente. De acuerdo con estas cifras, la agricultura es el único sector económico que en el conjunto nacional ha cerrado el año 2020 con una tasa positiva (4%) frente a las importantes caídas estimadas para la actividad constructora (-14,9%). También destaca la tasa negativa del PIB de servicios (-11,8%), seriamente afectado por las restricciones de actividad en algunas ramas como transportes, hostelería, restauración, cultura y ocio.

Tabla 2. Previsiones de crecimiento sectorial en España
(tasas de variación interanual, en %)

20202021
Agricultura4,0-1,5
Industria-9,710,5
Construcción-14,911,6
Servicios-11,89,6
Total-11,29,4
Fuente: Ceprede (Enero 2021).

Perspectivas económicas de Asturias

La economía asturiana, al igual que el resto de España ha visto interrumpida su marcha de forma abrupta antes de finalizar el primer trimestre de 2020, como consecuencia del confinamiento provocado por la pandemia de covid19. Si bien las limitaciones de información estadística y la falta de pruebas diagnósticas impiden disponer de registros fiables de la primera ola, la información facilitada diariamente por la Consejería de Salud del Principado de Asturias permite apreciar el importante incremento de contagios especialmente intenso durante el mes de noviembre y el preocupante crecimiento al que estamos asistiendo en el inicio del año 2021.

Figura 3. Casos diarios de contagios de Covid-19 confirmados en Asturias

Fuente: Consejería de Salud, Principado de Asturias

Desde el inicio de la pandemia la actividad económica regional ha registrado un progresivo deterioro hasta cerrar el año en tasas negativas. Tal y como se resume en la tabla 3, existe consenso entre los principales organismos de prospectiva al cuantificar la magnitud del retroceso del PIB regional de Asturias, que según las distintas estimaciones es menos intensa que la prevista para España.

En concreto, las últimas predicciones de Hispalink-Asturias, elaboradas en enero 2021, matizan las publicadas en julio del pasado año, atenuando ligeramente la caída estimada para el PIB regional de Asturias que actualmente se sitúa en una tasa interanual de -10%, respecto a una media nacional de -11,2%.

Para el año 2021 nuestras últimas predicciones apuntan a una recuperación de la economía asturiana, con un crecimiento de 6,4% frente al 9,4% previsto para el conjunto nacional. Por sectores, se espera una importante recuperación de la construcción regional y, en menor medida, de los servicios y la industria.

Tabla 3. Previsiones de crecimiento de Asturias
(tasas de variación interanual, en %)

AsturiasEspañaAsturiasEspaña
2020202020212021
BBVA (octubre 2020)-10,9-11,55,86,0
FUNCAS (diciembre 2020)-10,4-12,04,06,7
Hispalink (julio 2020)-10,8-9,45,17,0
Hispalink-Asturias (enero 2021)-10,0-11,26,49,4
Fuente: CEPREDE e Hispalink-Asturias (Enero 2021)

Un análisis más detallado de nuestras últimas predicciones muestra que el retroceso de actividad económica regional en 2020, que se tradujo en una tasa de -10% para el PIB regional, es resultado de comportamientos desfavorables en todos los sectores de actividad. Destacan especialmente las caídas previstas en construcción (-11,9%, tasa menos negativa que la esperada para el conjunto nacional) y en la industria, actividad que se está viendo especialmente afectada por la crisis en las regiones de la cornisa cantábrica.

Tabla 4. Previsiones de crecimiento sectorial en Asturias
(tasas de variación interanual, en %)

20202021
Agricultura0,10,5
Industria-11,75,9
Construcción-11,911,2
Servicios-9,56,2
Total-10,06,4
Fuente: Hispalink-Asturias (Enero 2021)

Las perspectivas regionales muestran diferencias entre las distintas actividades económicas, correspondiendo las peores al sector de la construcción seguido del industrial y los servicios. Frente a las importantes caídas esperadas para estos sectores, la agricultura sería el que se vería menos afectado por la pandemia, cuyos principales indicadores de actividad (sacrificio de ganado, producción de leche y pesca) han venido mostrando un comportamiento moderadamente favorable a lo largo del año 2020. Aunque el paro registrado ha acumulado en el pasado ejercicio un aumento del 7,4%.

Los datos más recientes confirman la trayectoria decreciente de la actividad industrial, y se espera que cierre 2020 con una caída del 11,7% del VAB regional (superior en dos puntos a la caída prevista a nivel nacional). El IPI elaborado para Asturias desciende hasta noviembre un 12,4%, según SADEI, y más intensamente según el INE (-14,6%), con retrocesos importantes en las ramas de bienes de equipo (-19%) e intermedios (-15%). En términos corrientes, el Índice de Cifra de negocios de la industria acumula hasta octubre una caída del 21,3%, ocho puntos por encima del conjunto de la economía nacional. Además, las cifras de cierre de 2020 confirman que el paro en industria acumula el mayor aumento en Asturias y el resto de la cornisa, mientras que en España el mayor incremento corresponde al paro en servicios.

Las perspectivas apuntan que el sector de la construcción será el que presente peor comportamiento en el conjunto del año 2020, con una caída del 11,9% del VAB regional (inferior en tres puntos a la caída prevista a nivel nacional). El paro registrado cierra 2020 con un aumento del 14,5% a nivel regional.

Las perspectivas para el sector servicios señalan una caída del 9,5% en el VAB regional, inferior a la media nacional (-11,8%). Los datos regionales de los indicadores de la actividad en el sector servicios apuntan una caída del 12,2% en la cifra de negocios (cuatro puntos menos que la media nacional) y del 3,0% en la ocupación (ligeramente inferior a la media nacional). 

Los datos de ocupación hotelera del mes de noviembre confirman el fuerte impacto del Covid19 en la actividad turística, apuntando a cierre de año una caída de los viajeros alojados en hoteles del 52,9% en Asturias, significativamente inferior a la media nacional (-68,6%); por su parte las pernoctaciones bajarán un 51,0% a nivel regional (para el conjunto nacional la caída prevista es del 73,3%).

En general, las actividades de transporte sufren también importantes retrocesos, que afectan con mayor intensidad a aquellas ligadas al turismo. Así, el movimiento de viajeros en el aeropuerto de Asturias ha registrado el pasado ejercicio un retroceso del 64,8% (la caída a nivel nacional alcanza el 72,4%).    

Los datos del comercio exterior de la región reflejan la difícil coyuntura que atraviesa la economía regional en el contexto de la crisis del Covid19. La información disponible hasta el mes de octubre pone de relieve una caída más abultada de las importaciones que de las exportaciones de mercancías. Nuestras últimas predicciones para el conjunto del año indican que las exportaciones de mercancías podrían disminuir en torno al 16%, en términos reales, mientras que las importaciones de mercancías lo harían un 21%.

En lo que se refiere al consumo, las perspectivas son favorables para las ventas en grandes superficies e hipermercados, que según nuestras últimas estimaciones podrían cerrar el año con incrementos del 6,6% para el total de ventas y del 9,9% para las ventas de productos de alimentación. Por el contrario, la evolución de la cifra de negocios del comercio minorista regional es desfavorable (hasta noviembre acumula una caída del 6,2%), apuntando nuestras estimaciones hacia una caída del 5,9% a cierre de año. Asimismo, cabe destacar también que las matriculaciones de turismos han mostrado una evolución desfavorable, registrando a nivel regional una caída del 35,9% a cierre de año (cuatro puntos más que a nivel nacional).

Tras el retroceso de 2020, se espera que la recuperación de la economía asturiana durante 2021 se vaya confirmando a medida que avanza el año. De hecho nuestras predicciones apuntan que el primer trimestre se cerraría con estancamiento (0,3%) y tasas negativas en agricultura e industria. Para el segundo trimestre se esperan tasas interanuales claramente positivas en todas las actividades, destacando construcción e industria y previsiblemente la recuperación regional se acelerará en la segunda mitad del año, condicionada por la evolución de la pandemia y el ritmo de vacunación de la población.

Tabla 5. Previsiones de crecimiento sectorial en Asturias por trimestres
(tasas de variación interanual, en %)

  Trimestres 2021 Cierre Prev.
  I II III IV Año 2021
VAB Total  0,3% 6.4% 10,3% 8,8% 6,4%
Agricultura -0,9% 1,2% 1,3% 0,4% 0,5%
Industria -2,4% 7,2% 10,6% 8,4% 5,9%
Construcción 2,5% 11,0% 15,6% 16,0% 11,2%
Servicios 0,9% 5,9% 9,9% 8,4% 6,2%
Fuente: Hispalink-Asturias (Enero 2021)

Tabla 6. Indicadores de Coyuntura Asturias

Indicador Registros Tasas registradas Cierre 2020 Cierre 2021 Crit.
Fecha Último Interanual Acumulada Previsión Previsión Tasa Conv.
Empleo EPA (miles) 2020-III 380,8 -1,3% -1,4% -2,1% 375,8 -1,3% MED.
Paro EPA (miles) 2020-III 62,8 -3,5% -3,2% -0,3% 65,8 -4,8% MED.
Tasa de actividad 2020-III 49,9% -1,4% -1,4% -1,5% 49,7% -0,4% MED.
Tasa de paro 2020-III 14,4% -1,9% -1,5% 1,6% 14,9% 3,4% MED.
Paro Registrado 2020-12 82.070 17,3% 12,0% 17,3% 84.800 3,3% ULT.
Contratos registrados 2020-12 18.464 -35,1% -34,9% -34,9% 256.170 4,0% SUM.
Afiliaciones SS 2020-12 360.448 -2,0% -2,1% -2,1% 360.315 0,4% MED.
IPI_SADEI 2020-11 83,7 -9,5% -12,4% -12,1% 80,9 1,5% MED.
IPI_INE 2020-11 97,3 -6,0% -14,6% -14,1% 88,5 0,1% MED.
Cons.Elect.Industrial 2020-11 558.700 -14,1% -14,6% -14,6% 6.620.717 4,0% SUM.
Energía Eléctrica 2020-11 785.253 -31,8% -7,8% -8,8% 7.627.356 -21,0% SUM.
Leche 2020-11 45.068 4,0% 2,9% 2,8% 579.507 1,4% SUM.
Cemento 2020-11 144.267 1,5% 0,4% 0,2% 1.578.232 0,7% SUM.
Movimiento Puertos 2020-11 1.935.777 11,0% -11,0% -9,0% 20.961.277 2,0% SUM.
Movimiento Aeropuerto 2020-12 25.328 -75,3% -64,8% -64,8% 254.911 -48,9% SUM.
Exportaciones Ctes 2020-10 383.277 8,3% -17,2% -16,4% 3.817.350 6,5% SUM.
Importaciones Ctes 2020-10 313.067 -11,9% -24,4% -20,8% 3.122.913 9,1% SUM.
IPC 2020-11 104,0 -0,8% -0,5% -0,5% 103,1 -0,2% MED.
Índice de ventas 2020-11 100,8 -0,1% 6,2% 6,6% 109,5 2,6% MED.
Alimentación 2020-11 112,2 9,5% 9,5% 9,9% 116,6 2,8% MED.
Consumo Energía Electrica 2020-11 668.700 -12,5% -12,3% -12,4% 7.355.839 -4,0% SUM.
Matriculación de turismos 2020-11 922 -46,1% -38,9% -37,0% 15.140 17,9% SUM.
Combustible Auto 2020-11 31.518 -23,8% -19,2% -18,6% 466.515 7,6% SUM.
Viajeros alojados en hoteles 2020-11 11.991 -87,4% -50,8% -52,9% 448.463 -46,5% SUM.
Pernoctaciones en hoteles 2020-11 25.963 -86,1% -48,9% -51,0% 913.676 -50,2% SUM.

Flash_AS Nº107_05/2021

Los indicadores coyunturales disponibles confirman la debilidad del mercado laboral regional con nuevos incrementos del paro registrado (10,3% acumulado hasta abril) y retrocesos en las contrataciones y las afiliaciones a la seguridad social (-8% y -0,5% acumulados respectivamente). No obstante, aunque el nivel de incertidumbre se mantiene excepcionalmente alto, nuestras previsiones anticipan para cierre de año descensos del paro registrado en Asturias (-0,6%) con incrementos de los contratos registrados (5,1%) y las afiliaciones a la Seguridad Social (1,1%).

Se mantiene la evolución negativa de la producción agraria e industrial y así el Indice de Producción Industrial (IPI) ha cerrado el primer trimestre con ligeras caídas en Asturias (-0,8% según SADEI, -0,1% según el INE), si bien se prevé que mejore gradualmente su comportamiento hasta cierre de año. También se observan descensos en las actividades de servicios, especialmente en ramas como transportes, turismo y hostelería, muy afectadas por las medidas restrictivas a nivel regional. Tal y como ya hemos descrito en números anteriores, nuestras predicciones para los principales indicadores de estos ámbitos (pasajeros aéreos, viajeros y pernoctaciones en hoteles) anticipan un cierre de año con crecimientos significativos a nivel regional.


Industria Nº66_05/2021

Los registros correspondientes al mes de marzo aumentan la homogeneidad de nuestras comparaciones al incorporar datos posteriores al inicio de la pandemia por covid-19. Con esta información el Indice de Producción Industrial (IPI) cierra el primer trimestre de 2021 con una tasa media nacional de 3,8% (en términos reales) gracias al aumento de producción de bienes de capital e intermedios. Las perspectivas para el año en curso mejoran tanto en España como en las regiones de la cornisa, esperándose en todos los casos tasas reales superiores al 10%.

Por ramas los comportamientos más desfavorables corresponden a los bienes de consumo (que en el primer trimestre acumulan tasas negativas en España y Asturias) y la energía (con retrocesos reales hasta marzo en Asturias y País Vasco). En todos los casos se espera que el comportamiento mejore significativamente a cierre de año.

Por lo que se refiere al Indice de Cifra de Negocios en la Industria, la información disponible corresponde al mes de febrero y por tanto las tasas interanuales, referidas en su totalidad a meses pre-pandemia, muestran resultados negativos  con la única salvedad de Cantabria.


Laboral Sect. Nº66_05/2021

La incorporación de los registros de abril facilita las comparaciones interanuales ya que sólo dos de los cuatro meses analizados se comparan con períodos pre-pandemia. Con la nueva información disponible se confirman los incrementos del paro registrado, con una tasa acumulada de 14,1% en España y algo más moderada en las regiones de la cornisa cantábrica. En todos los casos destaca el incremento acumulado de parados sin empleo anterior, que acumula incrementos de 33,7% a nivel nacional y presenta malas perspectivas de cierre de año. 

Nuestras previsiones para cierre de año, aunque mantienen elevados niveles de incertidumbre han mejorado ligeramente, y confirman mejores expectativas para la cornisa cantábrica que para el conjunto nacional. Por sectores se esperan descensos del paro registrado en industria y construcción,  y por regiones el comportamiento más favorable corresponde al País Vasco, donde se prevén tasas negativas en el paro de todos los sectores de actividad, lo que permitiría cerrar el año con una tasa de -8,2% para el paro total de la región.

Para los contratos registrados y las afiliaciones a la Seguridad Social se aprecia una ligera mejora de los registros, con tasas acumuladas que pasan a ser positivas en el caso de Cantabria.



Laboral_EPA Nº23_04/2021

Las últimas estimaciones de la Encuesta de Población Activa del INE deben ser consideradas con prudencia teniendo en cuenta dos tipos de factores: en primer lugar, desde hace ya un año la pandemia por covid19 afecta tanto a la realización de entrevistas como a las variables analizadas por la encuesta (ocupados en ERTE, parados con dificultades para buscar o incorporarse a un puesto de trabajo) y en segundo lugar, este primer trimestre de 2021 el INE ha incorporado modificaciones en la EPA para adaptarse a la legislación europea que regula este tipo de encuestas. Tal y como describe la nota metodológica publicada al respecto, algunas de estas modificaciones que afectan al diseño muestral se irán incorporando de forma paulatina los próximos trimestres.

En este contexto, las estimaciones del primer trimestre muestran que la tasa de paro en las regiones de la cornisa cantábrica se mantienen por debajo de la media nacional (16%) y los descensos del número de ocupados son muy moderados en Asturias y Cantabria, frente a las tasas más negativas de España (-2,4%) y País Vasco (-3,1%).

Nuestras predicciones para 2021 anticipan que España podría cerrar el año con incrementos del número de ocupados en torno al 2% y reducción del paro tanto estimado (-10,7%) como registrado (-14,3%). En la cornisa cantábrica, las expectativas menos favorables corresponden al País Vasco, región que según la EPA muestra un peor comportamiento durante el primer trimestre del año.


Transporte Nº65_05/2021

El primer trimestre de 2021 se ha cerrado con importantes descensos del transporte aéreo de pasajeros tanto en España (-80,4%) como en las regiones de la cornisa cantábrica (-89,7% en Cantabria). Asumiendo un escenario de reactivación estival similar a la de 2021 y recuperación a partir de septiembre de los niveles de 2019, nuestras predicciones anticipan un cierre de año con tasas de variación de 65,5% a nivel nacional y algo inferiores en la cornisa cantábrica (38,7% en Asturias).

De modo similar se prevé que el transporte marítimo de pasajeros cierre 2021 con incrementos de 52,5% a nivel nacional y más acentuados en la cornisa.

En lo que respecta al tráfico de mercancías, tras los retrocesos del pasado año se prevén tasas positivas para el transporte por carretera y marítimo. Más concretamente, según nuestras previsiones el transporte por carretera podría aumentar un 5,1% en España, mientras en la cornisa destaca la tasa prevista para Cantabria, región que ha acumulado un mayor retroceso en 2020 (-25,1%).


<

Turismo Nº65_04/2021

Los registros disponibles incluyen ya el mes de marzo de 2021, en el que comenzaron a hacerse patentes los efectos económicos de la pandemia. Las tasas acumuladas del primer trimestre de 2021 confirman el retroceso de los principales indicadores turísticos (viajeros, pernoctaciones y personal ocupado en hoteles), más intenso para el conjunto nacional que en las regiones de la cornisa cantábrica.

Tras este complicado inicio de año y teniendo en cuenta el elevado nivel de incertidumbre existente, nuestras predicciones de cierre de 2021 asumen un escenario de reactivación estival similar a la del pasado año y recuperación a partir del mes de septiembre de los niveles existentes en 2019. Bajo estos supuestos, condicionados a la evolución de las restricciones de movilidad y actividad y al avance en la vacunación, nuestras predicciones indican que los viajeros y las pernoctaciones podrían cerrar el presente año con incrementos en torno al 80% en España y más discretos en la cornisa (más del 50% en Asturias), esperándose también incrementos significativos del personal ocupado en hoteles (54,5% a nivel nacional, algo inferiores en la cornisa).

Los índices de precios hoteleros acumulan en el primer trimestre caídas interanuales (-11,2% en España) que previsiblemente se prolongarán, más atenuadas, hasta el cierre de año.

Este observatorio de turismo incluye nuevos indicadores de evaluación de las predicciones, basados en el análisis de los errores de las predicciones de turismo elaboradas en el mes de abril del período 2013-2019.


Flash Cornisa Nº59_04/2021

Los registros del primer trimestre de 2021 confirman el deterioro laboral en España y la cornisa cantábrica. Así el paro registrado acumula hasta marzo una tasa de 18,7% a nivel nacional (algo más moderadas en las regiones de la cornisa) mientras los contratos disminuyen (especialmente en Asturias, que acumula hasta marzo una tasa interanual de -26,8%).

Por lo que se refiere a los indicadores sectoriales, el IPI acumula hasta febrero caídas moderadas, que a nivel nacional se traducen en una tasa interanual de -5,2% mientras en la cornisa destaca la excepción de Cantabria, con tasa acumulada positiva de 3,2%. Esta región es la que muestra también mejor comportamiento en el Indice de Cifra de Negocios de Industria, para el que se dispone únicamente de información referida al mes de enero.

Por su parte, el Indice de Cifra de Negocios en los Servicios ha iniciado el año 2021 con retrocesos tanto a nivel nacional (-16,4) como, con menor intensidad, en la cornisa cantábrica.

Como ya hemos descrito en números anteriores, nuestras previsiones para el año 2021 enfrentan niveles de incertidumbre excepcionalmente elevados y asumen una reactivación estival similar a la del pasado año, con recuperación de niveles de 2019 a partir del mes de septiembre. En este escenario se prevé una mejora de la situación para la totalidad de indicadores y ámbitos espaciales analizados, destacando las tasas interanuales previstas para los viajeros y pernoctaciones hoteleras y el movimiento de aeropuertos, que son los indicadores que han registrado caídas especialmente intensas en 2020.


C.Exterior Nº65_04/2021

Los indicadores de comercio exterior disponibles hasta el mes de febrero del año 2021 muestran variaciones reales negativas para exportaciones e importaciones nacionales, si bien es necesario tener presente que estas tasas interanuales van todavía referidas a los dos primeros meses de 2020, correspondientes todavía a período pre-pandemia.

Para el conjunto de España las tasas interanuales acumuladas (referidas a magnitudes provisionales y en precios constantes) son de -7,3% para las exportaciones y -9,3% para las exportaciones, mientras en la cornisa cantábrica se registran aumentos reales de las importaciones en Asturias y Cantabria.

El análisis por componentes muestra un comportamiento especialmente desfavorable en estos primeros meses de las exportaciones de bienes de equipo con la excepción de Cantabria.

Según nuestras predicciones el año 2021 se cerrará con tasas positivas tanto en España como en la cornisa cantábrica. En cuanto a la balanza comercial, se espera un saldo negativo a nivel nacional y positivo en las regiones de la cornisa.


Industria Nº65_04/2021

La información coyuntural relativa al Indice de Producción Industrial (IPI) continúa siendo desfavorable, acumulando hasta febrero una tasa media nacional de -1,4% (en términos reales) debido a la evolución negativa de la producción de bienes de capital, y, aunque menos intensa, bienes de consumo. En el contexto de la cornisa cantábrica, Asturias y País Vasco registran retrocesos de producción industrial más acusados que los de la media nacional mientras Cantabria acumula hasta febrero tasas positivas, generales en la práctica totalidad de ramas (la variación real de bienes de capital es casi nula).

Por lo que se refiere al Indice de Cifra de Negocios en la Industria, la información disponible corresponde al mes de enero y muestra una situación similar a la descrita para el IPI: retrocesos interanuales a nivel nacional (-3,6%), algo más acentuados en Asturias y especialmente País Vasco y crecimientos moderados en Cantabria (2,9%).

Nuestras predicciones para el presente año anticipan recuperaciones de ambos indicadores, tanto en España como en las regiones de la cornisa cantábrica, que podría ser especialmente intensa en la rama de bienes de equipo. No obstante, como ya hemos señalado en números anteriores esta recuperación se encuentra condicionada a la evolución de la pandemia por covid19, la campaña de vacunación y las medidas restrictivas.


Flash_AS Nº106_04/2021

Finalizado ya el primer trimestre de 2021 se mantiene la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia de covid19 y la posible recuperación económica regional, fuertemente condicionada por la campaña de vacunación y las medidas restrictivas, que afectan especialmente a las actividades del sector servicios.

Los indicadores coyunturales disponibles confirman la debilidad del mercado laboral regional con nuevos incrementos del paro registrado (14,3% acumulado hasta marzo) y retrocesos en las contrataciones y las afiliaciones a la seguridad social (-26,8% y -1,4% acumulados respectivamente). No obstante, es necesario tener presente que estas tasas acumuladas adoptan como referencia el primer trimestre del pasado año, que se desarrolló mayoritariamente en condiciones pre-pandemia y nuestras previsiones anticipan para cierre de año descensos del paro registrado en Asturias (-2,2%) con incrementos de los contratos registrados (8%) y las afiliaciones a la Seguridad Social (1,3%).También se observan descensos en indicadores de producción agraria e industrial y en las actividades de servicios, especialmente en ramas como transportes, turismo y hostelería, muy afectadas por las medidas restrictivas existentes a nivel regional. Tal y como ya hemos descrito en números anteriores, nuestras predicciones para algunos indicadores de estos ámbitos (pasajeros aéreos, viajeros y pernoctaciones en hoteles) asumen una reactivación estival similar a la del pasado año y recuperación de niveles de 2019 a partir del mes de septiembre.