Flash_AS Nº143_5/2024

Los indicadores coyunturales disponibles confirman el dinamismo regional, basado en el buen comportamiento de los servicios frente al estancamiento industrial. Según nuestras últimas predicciones la economía asturiana podría cerrar el presente año con un crecimiento ligeramente superior al 2%, gracias al mayor dinamismo de todos los sectores de actividad en la segunda mitad del año.

Los últimos registros del mercado laboral muestran un importante descenso del paro registrado en Asturias mientras aumentan las contrataciones y las afiliaciones a la Seguridad Social.

El comercio exterior de Asturias ha cerrado el primer trimestre con una evolución desfavorable, en sintonía con la mala coyuntura industrial regional, frente al mejor comportamiento de la demanda interna.

Los indicadores de consumo acumulan en el primer trimestre incrementos que alcanzan el 7,1% en el caso del índice de ventas y el 8,6% en el componente de alimentación. Estas tasas pueden verse nuevamente afectadas por la subida de precios, ya que el IPC acumula hasta abril incrementos de 3,1%.


   Enviar artículo en formato PDF   

Flash_AS Nº142_4/2024

Los indicadores coyunturales disponibles confirman el buen comportamiento del mercado laboral regional y el dinamismo de los servicios. Según las estimaciones de la EPA para el primer trimestre del año, Asturias recupera un nivel de población ocupada superior a las 400.000 personas mientras el paro se reduce significativamente y según nuestras previsiones la tasa de paro regional podría situarse a cierre de año por debajo en torno al 10,6%.

Esta evolución favorable del mercado laboral puede haberse visto afectada por la campaña de Semana Santa, que este año ha afectado al mes de marzo, con el consiguiente efecto en las comparaciones interanuales, que se aprecia claramente en los indicadores turísticos (las tasas interanuales acumuladas en el primer trimestre por los viajeros y las pernoctaciones en establecimientos hoteleros superan el 21%).

Según nuestras predicciones el sector servicios será el más pujante durante el presente año en el ámbito regional, frente al comportamiento más desfavorable de la industria. Así, hasta el mes de febrero se acumulan importantes caídas de la producción regional de electricidad (22,6%) y el consumo de energía eléctrica tanto general como de usos industriales (-1,1% y -1,2% respectivamente), y el Indice de Producción Industrial acumula tasas interanuales negativas, más pesimistas según el INE (-4,7%) que las estimadas en el mismo período por SADEI (-0,7%).

Por su parte el consumo se ha mostrado dinámico hasta febrero, como reflejan los índices de ventas general y de alimentación, con tasas interanuales positivas (8,2% y 9,2% respectivamente) y expectativas favorables de cierre de año según nuestras predicciones. También ha aumentado el consumo de combustible para automóvil (3,1%) si bien su crecimiento se ha atenuado respecto al mes anterior y podría estancarse a cierre de 2024.


   Enviar artículo en formato PDF   

Flash_AS Nº141_3/2024

Los indicadores coyunturales disponibles para el mes de febrero de 2024 confirman el dinamismo de los servicios regionales, destacando los incrementos interanuales de los viajeros y pernoctaciones hoteleras con tasas interanuales acumuladas de 13,55 y 11,6% respectivamente. También se registran aumentos del movimiento aéreo de pasajeros (9,8%), frente al retroceso del movimiento de puertos (-23,6%). Según nuestras predicciones el sector servicios será el más pujante durante el presente año en el ámbito regional, con una tasa prevista de 2,6%.

La actividad industrial de Asturias ha iniciado el año con tasas interanuales negativas según el Indice de Producción Industrial del INE (-1,1%) mientras las estimaciones de SADEI son más optimistas con una tasa interanual de 2,6%. Los registros de enero confirman retrocesos en la producción regional de electricidad (-14,1%) y el consumo de energía eléctrica tanto general como de usos industriales (-2,7% y -4,9% respectivamente).

Según nuestras predicciones la actividad industrial regional podría cerrar el presente año en niveles próximos al estancamiento.

Por su parte el consumo se ha mostrado dinámico en enero, como reflejan los índices de ventas general y de alimentación, con tasas interanuales positivas (5,4% y 8,5% respectivamente) y expectativas favorables de cierre de año. También ha aumentado en enero el consumo de combustible para automóvil (7,2%) si bien su crecimiento podría estancarse durante 2024.


   Enviar artículo en formato PDF   

Flash_AS Nº140_2/2024

Los indicadores coyunturales disponibles para el mes de enero de 2024 confirman el dinamismo de los servicios regionales, destacando los incrementos interanuales de los viajeros (18,7%) y pernoctaciones hoteleras (17,6%). También se registran aumentos del movimiento aéreo de pasajeros (6,3%), frente al retroceso del movimiento de puertos (-14,3%). Según nuestras predicciones el sector servicios será el más pujante durante el presente año en el ámbito regional, con una tasa prevista de 2,6%.

Los registros de cierre del año 2023 reflejan la evolución desfavorable de la actividad industrial, con tasas interanuales negativas en los Indices de Producción Industrial publicados para Asturias por el INE y SADEI (-4,2% y -3,9% respectivamente) y perspectivas adversas para el presente año. Tal y como habíamos anticipado en números anteriores, durante el pasado año se han producido caídas significativas de la producción regional de electricidad (-27,1%) y el consumo de energía eléctrica tanto general como de usos industriales (-0,8% en ambos casos).

Esta coyuntura adversa se refleja también en el comercio exterior de Asturias que ha cerrado 2023 con retrocesos en las exportaciones (-2,3%) y las importaciones regionales (-17,3%). Si bien existen elevados niveles de incertidumbre, nuestras predicciones anticipan una posible recuperación de las exportaciones, que podrían cerrar 2024 con tasas interanuales ligeramente positivas.

Por su parte el consumo se ha mostrado dinámico en 2023, como reflejan los índices de ventas general y de alimentación, que han cerrado el año con tasas interanuales acumuladas de 8,6% y 9,5% respectivamente y cuyas expectativas son favorables para 2024.


   Enviar artículo en formato PDF   

Flash_AS Nº139_1/2024

Según nuestras últimas predicciones la economía asturiana crecerá en torno al 2% durante el año 2024. Esta actualización conlleva una ligera revisión a la baja en las expectativas regionales, como consecuencia de la moderación en el crecimiento de la construcción.

La información coyuntural confirma el dinamismo durante el pasado año del mercado laboral, con descensos del paro tanto estimado por la EPA como registrado en los servicios públicos de empleo. Los datos más desfavorables son la baja tasa de actividad (que, pese a haber aumentado un 1,7% en 2023 se sitúa todavía en el 51%) y los retrocesos en los contratos registrados (tasa interanual de -14,5% en 2023).

Por sectores, se confirma el comportamiento expansivo de los servicios, cuya evolución favorable se prolongará previsiblemente a 2024 y la debilidad de la industria regional de Asturias. Tanto el Indice de Producción Industrial regional publicado por el INE como el elaborado por SADEI acumulan hasta noviembre importantes retrocesos interanuales (-4,5% y -4,2% respectivamente) mientras se confirman para el mismo período caídas significativas de la producción regional de electricidad (-27,9%) y el consumo de energía eléctrica tanto general (-1,6%) como de usos industriales (-1,5%).

Por su parte el consumo se ha mostrado dinámico en 2023, como reflejan los índices de ventas general y de alimentación, con tasas acumuladas hasta noviembre de 8,9% y 9,7% que previsiblemente se prolongarán en 2024. En cambio existen dudas sobre la evolución durante el presente año de la matriculación de turismos y el consumo de combustible.


   Enviar artículo en formato PDF   

Flash_AS Nº138_12/2023

En la recta final del año 2023 se confirma el dinamismo de la economía asturiana, con un crecimiento superior al 2% basado en el buen comportamiento de los servicios y la construcción, mientras el sector industrial retrocede ligeramente y la agricultura regional prolonga su declive.

La información coyuntural disponible hasta noviembre muestra comportamientos favorables para los indicadores de servicios, especialmente los relativos al turismo (viajeros y pernoctaciones) y transportes (movimiento de puertos y aeropuertos). También el consumo se muestra dinámico, como reflejan los índices de ventas general y de alimentación, con tasas acumuladas hasta octubre de 9,1% y 9,9% que previsiblemente se prolongarán hasta cierre de año. Por su parte, la matriculación de turismos acumula hasta noviembre un crecimiento del 5% mientras el consumo de combustible se ha incrementado un 4% hasta el mes de octubre y según nuestras predicciones atenuará ligeramente su crecimiento hasta final de año.

Por su parte, el sector industrial regional confirma su evolución y perspectivas desfavorables, tal y como reflejan los Indices de Producción Industrial del INE y SADEI, que acumulan hasta octubre tasas casi coincidentes en torno al -5%. Se prolongan también los retrocesos de la producción y el consumo de electricidad, tanto general como de usos industriales, que según nuestras predicciones cerrarán el presente año con tasas interanuales negativas en torno al -1,5%.


   Enviar artículo en formato PDF   

Asturias Predicciones Diciembre 2023

PERSPECTIVAS DE LA ECONOMÍA ASTURIANA

Introducción 

La economía asturiana se ha mostrado dinámica durante el año 2023, si bien según nuestras últimas predicciones la tasa de crecimiento del PIB regional de Asturias es ligeramente inferior a la del conjunto nacional. El análisis sectorial muestra que el crecimiento de Asturias se basa en el impulso de servicios y construcción, mientras se confirma la debilidad de la actividad industrial y el progresivo deterioro del sector agrario.

En un contexto internacional muy complejo, la economía española cerró el año 2022 con un crecimiento del 5,8%, según las últimas estimaciones del Instituto Nacional de Estadística. Para el año en curso los organismos de prospectiva anticipan un crecimiento superior al 2% (2,5% según el FMI, 2,4% según el último Panel de Funcas), que previsiblemente se ralentizará en 2024.

Por su parte, la economía asturiana ve condicionadas en gran medida sus perspectivas a la recuperación de la actividad industrial de la región. Según las últimas predicciones de Hispalink-Asturias, el crecimiento del PIB regional de Asturias se situará en tasas interanuales ligeramente superiores al 2% este año, incrementándose ligeramente en los años 2024 y 2025.

Estas perspectivas internacionales, nacionales y regionales se analizan con detalle en los apartados que siguen. Como es habitual, comenzamos este informe con una sección dedicada al análisis del entorno económico internacional y sus perspectivas, para a continuación describir el contexto nacional y las últimas predicciones económicas elaboradas por distintos organismos de prospectiva. A continuación se examina la situación actual y perspectivas económicas de Asturias presentando nuestras últimas predicciones de crecimiento sectorial y los escenarios de empleo regional.

El trabajo concluye con unas breves reflexiones finales y una recopilación de referencias.

Entorno internacional

Todos los indicadores disponibles sobre la economía mundial apuntan a un crecimiento sostenido de la actividad económica hasta el mes de octubre. Las perspectivas para el cierre del año son relativamente estables, con un crecimiento esperado que se sitúa en el 3%, y que tendrá continuación en 2024 (2,9%) y 2025 (3,2%). La economía mundial se ha desacelerado a lo largo del ejercicio pero ha sorteado los principales escollos, como el alza de la inflación, que se ha moderado considerablemente, si bien persiste en tasas relativamente altas, y las alarmas financieras provocadas por algunos bancos en el comienzo del año. Lo peor sin duda han sido las calamidades que se han manifestado en distintos países y regiones, en forma de incendios, terremotos, lluvias extremas, temperaturas disparadas, o guerras y conflictos enquistados sin visos de solución y con gravísimas consecuencias sobre la población civil.

A la estabilidad de la economía mundial han contribuido los buenos resultados de la economía americana, para la cual se espera un crecimiento del 2,1% en 2023. Con una evolución de menos a más en el curso del año (como revela el avance del tercer trimestre, con un crecimiento interanual del 2,9%), EEUU ha moderado la tasa de inflación y sostiene un nivel de empleo boyante; la tasa de paro en el tercer trimestre se situaba en el 3,7%, entre las más bajas de las economías desarrolladas. Las principales alarmas proceden del abultado déficit de la Administración federal (8,2% del PIB en 2022; 7,4% en 2023) que corre paralelo con un abultado déficit exterior de bienes y servicios (971.000 millones de dólares en 2022, el 3,8% del PIB). Un déficit del cual se beneficia el resto del mundo, a modo de demanda adicional de bienes y servicios, pero que la economía americana ha de financiar en un mundo rebosante de deuda. El disenso existente entre las dos grandes fuerzas políticas sobre la política fiscal y la reorientación del stock de deuda pública -que se financia a un coste creciente a largo plazo- no parece que pueda atenuarse a la vista del choque electoral del próximo año. Ante esta perspectiva y por dos reuniones consecutivas, la Reserva Federal de los Estados Unidos ha decidido mantener los tipos de interés y seguir atento a la  evolución de los datos de la economía y del contexto geopolítico internacional.

Las perspectivas en la UE apuntan a un crecimiento muy tibio en 2023 (0,7% según el FMI y un 0,6% de acuerdo con el último informe de la Comisión Europea), una tasa que recoge la debilidad de la economía alemana, para la cual se prevé una caída del 0,5% en 2023. Francia e Italia se sitúan también en tasas muy moderadas (1 y 0,7%, respectivamente) y para España el Fondo espera un crecimiento del 2,5%, seis décimas por encima de la media histórica del periodo 1995-2022 (1,9%), impulsada sobre todo por la buena marcha de la demanda interna. Los precios en el seno de la Zona Euro conocen una fuerte dispersión (con una previsión de crecimiento del 5,6% en 2023 y del 3,3% en 2024), razón por la cual la política monetaria del Banco Central Europeo se ha endurecido en la primera parte del año. El impacto de la política monetaria única ocurre sobre una zona monetaria heterogénea y con unas posiciones de partida muy diferentes, como pone de manifiesto la información facilitada por Eurostat: la tasa de paro en Alemania se situaba en el segundo trimestre en el 3%, un 6,3% en la Zona Euro, mientras que en España supera los dos dígitos y alcanzaba el 11,6%. Estos datos revelan el punto de partida sobre el cual actúa la política monetaria, que sobrevuela un mercado de trabajo con niveles muy altos de empleo en los países centrales, mientras que en la periferia todavía se necesita un considerable arreón para reducir las diferencias en tasas de paro.

En el continente asiático se espera un crecimiento en 2023 del 5,2% entre los países emergentes, impulsado por China (5%) y la India (6,3%), y bien acompañados por Indonesia y Filipinas (5 y 5,3%, respectivamente). Para la economía japonesa se prevé un repunte al 2% en 2023, en un contexto de relativa moderación de los precios al consumo (3,2%). Respecto de la economía china y como en años precedentes, la situación del sector inmobiliario y alto nivel de endeudamiento siguen concitando los mayores temores a un accidente que, por el peso alcanzado por China en la economía mundial, no podrá quedar contenido en sus fronteras. Asia reúne hoy a un grupo de economías fuertemente orientadas al comercio exterior y muy entrelazadas, que también pueden ser sensibles a la reorientación de las cadenas de valor de las empresas multinacionales, si triunfan las fuerzas que empujan en favor de la fragmentación en bloques comerciales del mundo hasta ayer conocido y lentamente construido durante tres décadas.

Tabla 1. Proyecciones de la economía mundial Fondo Monetario Internacional
(tasas de variación interanual, en %)

 Peso (%)20222023p2024pDif 2023 *Dif 2024 *
Producto mundial 3,53,02,90,0-0,1
Economías avanzadas(41,7)2,61,51,40,00,0
Estados Unidos(15,5)2,12,11,50,30,5
Reino Unido(2,3)4,10,50,60,1-0,4
Zona Euro(12,0)3,30,71,2-0,2-0,3
España(1,4)5,82,51,70,0-0,3
Japón(3,8)1,02,01,0  0,60,0
Otras economías avanzadas(6,7)2,61,82,2-0,2-0,1
Economías de mercados emergentes y en desarrollo(58,3)4,14,04,00,0-0,1
Brasil(2,3)2,93,11,51,00,3
México(1,9)3,93,22,10,60,6
África subsahariana(3,1)4,03,34,0-0,2-0,1
Rusia  (2,9)-2,12,21,10,7-0,2
Oriente Medio y Norte de África5,62,03,4-0,60,3
Países emergentes y en desarrollo en Asia(32,8)4,55,24,8-0,1-0,2
 China(18,4)3,05,04,2-0,2-0,3
  India(7,3)7,26,36,30,20,0
Fuente: FMI, Perspectivas de la economía mundial, octubre de 2023. Las participaciones en el PIB mundial corresponden al año 2022 (véase tabla A, p. 99, de Perspectivas de la economía mundial, octubre de 2023). Nota: Las dos últimas columnas, denotadas con * recogen las diferencias respecto a las previsiones anteriores (julio de 2023).

Entorno nacional

Las últimas estimaciones del Instituto Nacional de Estadística han corregido al alza las estimaciones de la serie oficial del PIB, situando la caída de la economía española durante el año 2020 en el 11,2%, un retroceso sin precedentes asociado a la pandemia de COVID-19. Desde entonces, la economía española ha protagonizado una importante recuperación, con un crecimiento del 6,4% en 2021 y del 5,8% en 2022. Para el año en curso se mantiene todavía el impulso del “efecto rebote” tras la pandemia y se espera para la economía española un crecimiento superior al 2% (2,5% según el FMI, octubre de 2023). El avance de la Contabilidad Nacional Trimestral publicado a finales de octubre sugiere una suave desaceleración de la economía española, cuyo crecimiento se sostiene en la demanda interna y en la fuerte recuperación de la demanda exterior de servicios (turismo y otras actividades), así como en la fortaleza del mercado de trabajo. Las exportaciones y la debilidad de la industria transmiten a la economía española el ‘malestar’ general que conoce la economía internacional desde febrero de 2022.

El último panel de previsiones de Funcas para la economía española, publicado en noviembre de 2023, confirma el denominado “efecto rebaño” entre los organismos de prospectiva ilustrado en la figura 1. Según este último panel, las tasas de crecimiento interanual previstas para la economía española durante el presente año oscilan en un estrecho margen entre el 2 y el 2,5%.


Figura 1. Revisión de predicciones para el PIB en España 2023
(tasas de variación interanual, en %)

Efecto rebaño
Fuente: elaboración propia a partir de FUNCAS (Panel de previsiones de la Economía Española, varios números).

En cuanto a la composición del crecimiento del PIB para 2023, la aportación de la demanda nacional será ligeramente superior a la del sector exterior. Destaca el repunte del consumo, tanto público como privado, y la mejora de la inversión en construcción, mientras la inversión en bienes de equipo se estanca.

Por lo que se refiere al análisis sectorial, se confirma el dinamismo de la actividad de construcción, que unido al crecimiento sostenido de los servicios permite compensar el estancamiento industrial y agrario. 

Para el año 2024 se espera una ralentización del crecimiento del PIB nacional, que según el último panel de Funcas podría plasmarse en una tasa de crecimiento interanual en torno al 1,8%. El recorrido de las tasas proporcionadas por los distintos organismos de prospectiva para 2024 oscila entre el 1,2 y el 2,1%, situándose Ceprede en el escenario más optimista. 

Si bien el comportamiento de la economía española durante el presente año está siendo mejor de lo inicialmente previsto, existe bastante consenso en que los riesgos para 2024 son fundamentalmente a la baja, teniendo en cuenta los condicionantes del entorno internacional (conflictos geopolíticos, mercados energéticos,…) y la difícil coyuntura nacional (desequilibrios presupuestarios, incertidumbre política, …). En este contexto especialmente incierto, el presente informe adopta como referencia nacional las últimas predicciones sectoriales elaboradas en el marco del proyecto Hispalink (diciembre 2023) resultado de un proceso de congruencia regional. Dichas predicciones aparecen resumidas en la tabla 2.


Tabla 2. Previsiones de crecimiento sectorial en España
(tasas de variación interanual, en %)

202320242025
Agricultura-3,01,74,6
Industria1,3-0,52,2
Construcción2,33,85,1
Servicios2,92,92,4
PIB2,42,12,6
Fuente: Hispalink, diciembre 2023

El análisis regional, resumido en la tabla 3, muestra importantes diferencias territoriales, con un ranking encabezado el presente año por Canarias y Baleares, comunidades que se han visto especialmente beneficiadas por el impulso del turismo. En el extremo opuesto, los comportamientos menos dinámicos corresponden a País Vasco, Murcia y Cantabria, regiones cuyo crecimiento se sitúa por debajo del 2%.


Tabla 3. Previsiones de crecimiento regional del PIB de España 2023-2025
(tasas de variación interanual, en %)

Comunidades Autónomas202320242025
Andalucía2,52,22,8
Aragón2,01,62,2
Asturias2,12,22,2
Baleares3,22,62,1
Canarias3,93,43,9
Cantabria1,92,02,6
Castilla y León2,72,02,2
Castilla-La Mancha2,82,02,0
Cataluña2,32,12,5
Com. Valenciana2,52,32,6
Extremadura2,12,02,5
Galicia2,32,12,5
Com. de Madrid2,72,42,9
Región de Murcia1,81,72,3
Com. Foral de Navarra2,01,92,4
País Vasco1,71,62,1
La Rioja2,11,82,5
Ceuta y Melilla2,01,62,3
PIB2,42,12,6
Fuente: Hispalink, diciembre 2023

Situación y perspectivas económicas de Asturias 

La economía asturiana ha cerrado el año 2022 con un buen comportamiento. A la espera de que el INE publique la Contabilidad Regional de España, nuestras últimas estimaciones anticipan para Asturias una tasa de crecimiento del PIB regional de 5,1%, inferior a la estimada para el conjunto nacional (5,8%). 

Este crecimiento de Asturias durante el pasado año se ha basado fundamentalmente en el comportamiento dinámico de las actividades de servicios, ya que la industria ha ralentizado su crecimiento en los últimos meses del año, al tiempo que se confirmaba el retroceso de la agricultura y el estancamiento de la construcción regional. El ritmo de crecimiento nacional y regional se atenúa durante el presente año. Tal y como recoge la figura 2, el PIB regional de Asturias crecerá durante 2023 a un ritmo ligeramente inferior al del conjunto nacional, si bien es necesario tener presente que tanto las predicciones regionales como las nacionales están sometidas a revisión a medida que se disponga de nueva información coyuntural. La evolución de la economía regional hasta 2024 dependerá del dinamismo de los servicios y la capacidad de recuperación de la actividad industrial.


Figura 2. Previsiones de crecimiento del PIB en España y Asturias
(tasas de variación interanual, en %)

Evolución Asturias-España

Fuente: Hispalink-Asturias, diciembre 2023

El análisis sectorial permite apreciar claras diferencias entre las distintas actividades de la economía asturiana. Así, para el presente año se prevé en Asturias un crecimiento ligeramente superior al 2% basado nuevamente en el buen comportamiento del sector servicios (3%) y la construcción (2,4%) mientras la industria regional afronta dificultades (-0,3%), y la agricultura confirma su retroceso (-15,3%).


Tabla 4. Previsiones de crecimiento sectorial en Asturias 2023-2025
(tasas de variación interanual, en %)

Sectores202320242025
Agricultura-15,31,9-6,0
Industria-0,3-0,51,6
Construcción2,43,85,9
Servicios3,02,92,2
Total2,12,22,2
Fuente: Hispalink-Asturias, diciembre 2023


La información coyuntural disponible confirma el declive del sector agrario de Asturias, que acumula retrocesos en las producciones de carne y leche y las capturas pesqueras. Según nuestras predicciones todos los indicadores cerrarán el año con tasas interanuales negativas, con lo cual el retroceso del VAB agrario podría situarse en una tasa de -15,3%.

La ralentización industrial regional iniciada a finales del pasado año se ha acentuado durante 2023. Las últimas estimaciones proporcionadas por el Índice de Producción Industrial (IPI) del INE para Asturias y por SADEI indican que la industria regional acumula hasta octubre una tasa interanual en torno al -5%. El análisis por ramas confirma el comportamiento especialmente desfavorable de la energía (-23%).

El dato sectorial más favorable corresponde a los precios industriales, que acumulan hasta octubre una caída del -17,6% en Asturias, muy superior a las estimadas durante el mismo período para el resto de la cornisa y en el conjunto de España. En un contexto de gran incertidumbre se espera que los precios industriales cierren el año 2023 con tasas interanuales negativas.

En el caso de los servicios, destaca el buen comportamiento del transporte aéreo de pasajeros y de los principales indicadores de turismo (viajeros, pernoctaciones y personal ocupado en hoteles) que previsiblemente se prolongará hasta final de año.

También el consumo se muestra dinámico, como reflejan los índices de ventas general y de alimentación, con tasas acumuladas hasta octubre de 9,1% y 9,9% que previsiblemente se prolongarán hasta cierre de año. Por su parte, la matriculación de turismos acumula hasta octubre un crecimiento del 5,4% mientras el consumo de combustible se ha incrementado el 4% hasta el mes de septiembre. Para ambos indicadores nuestras previsiones anticipan que el presente año se cerrará con tasas interanuales positivas.

La tabla 4 recoge una síntesis de los indicadores coyunturales disponibles en el momento presente, cuya información y predicciones actualizadas pueden consultarse en las publicaciones de coyuntura del equipo Hispalink-Asturias (www.hispalink-asturias.org, www.unioviedo.es/hispalink).


Tabla 5. Indicadores de coyuntura económica en Asturias
(tasas de variación interanual acumulada, en %)

IndicadorTasaVariación acumulada hasta
Trabajadores afiliados a la Seguridad Social (media del mes)1,3noviembre 2023
Contratos registrados-14,8noviembre 2023
Sacrificio de ganado bovino-14,2septiembre 2023
Índice de cifra de negocios de la industria-9,0septiembre 2023
Valor de la pesca desembarcada-27,5octubre 2023
Índice de Producción Industrial (SADEI)-4,9octubre 2023
Índice de Producción Industrial (INE)-5,0octubre 2023
Visados de edificios a construir-12,7septiembre 2023
Índice de ventas de comercio minorista7,6octubre 2023
Matriculación de turismos5,4octubre 2023
Movimiento de mercancías en los puertos
de Avilés y Gijón
2,4octubre 2023
Índice de cifra de negocios del sector servicios8,3septiembre 2023
Viajeros en establecimientos hoteleros12,3octubre 2023
Pernoctaciones en establecimientos hoteleros9,1octubre 2023
Exportación de mercancías, a precios corrientes4,0septiembre 2023
Importación de mercancías, a precios corrientes-17,1septiembre 2023
Fuente: elaboración propia a partir de datos INE, SADEI, SEPE, DGT, AEAT, Consejería de Medio Rural y Política Agraria


El análisis coyuntural de la evolución económica regional de Asturias confirma el paralelismo con la economía nacional, caracterizándose en ambos casos el presente ejercicio por un mayor dinamismo del primer semestre que da paso a tasas más discretas en la segunda mitad de año, como consecuencia de la ralentización del crecimiento de las actividades de servicios y la mayor debilidad industrial. En cambio para el año 2024 se prevé una mayor debilidad en el primer semestre, como consecuencia del arrastre del último tramo del presente año, que dará paso a una reactivación de las economías nacional y regional en la segunda mitad de 2024.


Figura 3. Evolución y perspectivas del PIB en España y Asturias 2022-2025
(tasas de variación interanual, en %)

Evolución triemstral Asturias-España

Fuente: Hispalink-Asturias, diciembre 2023

Escenarios de empleo

El mercado laboral mantiene su comportamiento dinámico en España, tal y como reflejan las estimaciones de la EPA y los registros de los servicios públicos de empleo. De hecho las perspectivas de empleo para el presente año recogidas en los paneles de Funcas se han revisado al alza y las predicciones de consenso se sitúan actualmente en 2,3% para 2023 y 1,6% para 2024.


Figura 4. Revisión de predicciones para el empleo en España 2023
(tasas de variación interanual, en %)

Predicciones de Empleo

Fuente: elaboración propia a partir de FUNCAS (Panel de previsiones de la Economía Española, varios números).

Por lo que respecta a la tasa de desempleo nacional, se espera una reducción gradual de la misma hasta cerrar el próximo año por debajo del 12% según el último panel de Funcas. También el FMI (octubre 2023) anticipa una reducción gradual de las tasas de desempleo, si bien en este caso las tasas previstas son de 11,8% en 2023 y 11,3% en 2024, niveles que aun siendo más optimistas superan ampliamente la media europea.

En Asturias las estimaciones de la EPA del tercer trimestre confirman la senda creciente de la población ocupada, junto a un leve ascenso de la tasa de actividad. Por su parte, el paro estimado en la región acumula un crecimiento de 3,7%, mostrando un comportamiento más desfavorable que el del resto de la cornisa cantábrica y el conjunto nacional.

Según nuestras predicciones el mercado laboral regional de Asturias prolongará su buen comportamiento hasta cierre de año, esperándose incrementos significativos del empleo regional (con tasas interanuales ligeramente inferiores a las previstas para el conjunto de España) y reducciones del paro regional, tanto estimado como registrado.

Con respecto a los registros, se espera cerrar el año con una tasa interanual de -6,7% para el paro registrado en Asturias, similar a la acumulada hasta noviembre. Este descenso del paro regional se extiende a todos los sectores, excepto el colectivo sin empleo anterior para el que se prevé en Asturias un leve aumento (0,2%).

   Enviar artículo en formato PDF   

Flash_AS Nº137_11/2023

Según nuestras últimas predicciones el crecimiento de la economía asturiana durante 2023 superará el umbral del 2% gracias al dinamismo de los servicios y la construcción, mientras el sector industrial retrocede ligeramente y la agricultura regional prolonga su declive.

La información coyuntural disponible hasta octubre muestra comportamientos favorables para los indicadores de servicios, especialmente los relativos al turismo (viajeros y pernoctaciones) y transportes (movimiento de puertos y aeropuertos). También el consumo se muestra dinámico, como reflejan los índices de ventas general y de alimentación, con tasas acumuladas hasta septiembre de 9,4% y 10% que previsiblemente se prolongarán hasta cierre de año. Por su parte, la matriculación de turismos acumula hasta octubre un crecimiento del 5,4% mientras el consumo de combustible se ha incrementado un 4% hasta el mes de septiembre y según nuestras predicciones atenuará ligeramente su crecimiento en el último trimestre del año.

Por su parte el sector industrial regional confirma su evolución y perspectivas desfavorables, tal y como reflejan los Indices de Producción Industrial del INE y SADEI, que acumulan hasta septiembre tasas coincidentes (-5,5%). Se prolongan también los retrocesos de la producción y el consumo de electricidad, tanto general como de usos industriales, que según nuestras predicciones cerrarán el presente año con tasas interanuales negativas.


   Enviar artículo en formato PDF   

Flash_AS Nº136_10/2023

Las perspectivas de crecimiento de la economía asturiana se basan en las aportaciones positivas de las actividades de construcción y servicios, mientras la industria afronta una coyuntura adversa, que se acentúa en el segundo semestre del año.

Por su parte el sector industrial regional confirma su evolución y perspectivas desfavorables, tal y como reflejan los Indices de Producción Industrial del INE y SADEI, que acumulan hasta agosto tasas coincidentes (-6,1%). Se prolongan también los retrocesos de la producción y el consumo de electricidad, tanto general como de usos industriales, que según nuestras predicciones cerrarán el presente año con tasas interanuales negativas.


   Enviar artículo en formato PDF   

Flash_AS Nº135_9/2023

Nuestras últimas predicciones sitúan el crecimiento de la economía regional asturiana en 1,7%, gracias a las aportaciones positivas de las actividades de construcción y servicios, mientras la industria confirma su retroceso, más intenso en el segundo semestre del año.

La información coyuntural disponible muestra comportamientos favorables hasta agosto para los indicadores de servicios, especialmente los relativos al turismo (viajeros y pernoctaciones) y transportes (pasajeros en puertos y aeropuertos). También el consumo se muestra dinámico, tal y como reflejan los índices de ventas general y de alimentación, con tasas acumuladas hasta julio de 10,2% y 10,5% que previsiblemente se prolongarán hasta cierre de año. Por su parte, la matriculación de turismos acumula hasta agosto un crecimiento del 5% mientras el consumo de combustible se ha incrementado el 5,7% hasta el mes de julio.

La evolución y perspectivas son más desfavorables para el sector industrial regional, tal y como reflejan los Indices de Producción Industrial del INE y SADE, que acumulan hasta julio tasas de -5,1% y -5,7% respectivamente. Se prolongan también los retrocesos de la producción y el consumo de electricidad, tanto general como de usos industriales, que según nuestras predicciones cerrarán el presente año con tasas interanuales negativas.


   Enviar artículo en formato PDF