Flash Cornisa Nº53_10/2020

Los registros disponibles hasta el mes de agosto reflejan la difícil coyuntura a la que se enfrentan la economía española y las regiones de la cornisa cantábrica. Los indicadores de actividad industrial muestran retrocesos especialmente significativos en la cornisa cantábrica. Así, el IPI del INE acumula hasta agosto de -16,9% y -16,6% en Asturias y País Vasco respecto a una media nacional de -12,8%, y el índice de Cifra de Negocios de la industria registra hasta julio caídas de más del 20% en ambas regiones, frente a la tasa de -16% registrada para España.
El sector servicios es el que presenta una evolución más negativa a nivel nacional con caídas menos intensas en la cornisa cantábrica. El índice de Cifra de Negocios de los servicios acumula hasta julio una tasa de -17,7% en España y la evolución es particularmente adversa en los indicadores de turismo: tanto los viajeros como las pernoctaciones en hoteles registran en España descensos muy acusados (-65% y -69% hasta agosto) mientras el movimiento de aeropuertos acumula hasta septiembre caídas próximas al 70%. que previsiblemente se prolongarán hasta el cierre de año.
El impacto de la crisis sobre el mercado laboral se refleja en el paro registrado que cierra el tercer trimestre con incrementos de 16,7% en España y 10,9% en Asturias. En cambio esta región muestra peor comportamiento que la media nacional en contrataciones (-35%) y afiliados a la Seguridad Social (-2,2%).