Flash_AS_N86_08/2019

Este flash confirma las predicciones de números anteriores para la economía asturiana, destacando la revisión al alza de las perspectivas de los contratos registrados que podrían cerrar el año 2019 con una tasa de crecimiento de 2,6%. También ha mejorado el comportamiento de los indicadores turísticos (viajeros y pernoctaciones) y de las matriculaciones de turismos mientras, en el extremo opuesto, se acentúan las caídas previstas para el consumo de energía eléctrica (-12,2%).

Flash_AS_N85_07/2019

Nuestras predicciones de crecimiento global para la economía asturiana han sido revisadas a la baja y apuntan que Asturias podría cerrar el año 2019 con tasas en torno al 1,7%, consecuencia en gran medida de las dificultades por las que atraviesa el sector industrial regional. De hecho, tanto para este sector como para el agrario se prevén tasas negativas, frente a los crecimientos previstos en construcción y servicios, que han sido revisados al alza.

En lo que respecta al mercado laboral, destacan las caídas del paro registrado en Asturias (-4,3% acumulado en la primera mitad del año) que previsiblemente permitirán cerrar 2019 con menos de 70.000 parados y una tasa de paro en torno al 14%, mientras los contratos registrados aumentan un 2%.

Los comportamientos más negativos corresponden a algunos indicadores coyunturales de producción y consumo industrial, especialmente el consumo de energía eléctrica para usos industriales que ha sido incorporado recientemente a este flash y acumula hasta mayo caídas cercanas al 11%.

En el extremo opuesto, se han revisado al alza las perspectivas de los índices de ventas (tanto general como de alimentación), las matriculaciones de turismos, el consumo de combustible, el movimiento en el aeropuerto y los indicadores turísticos (viajeros y pernoctaciones en hoteles).

Flash_AS_N83_05/2019

Los indicadores coyunturales disponibles para Asturias muestran una considerable incertidumbre sobre el crecimiento económico regional cuya predicción se sitúa actualmente en 2,1%. Las perspectivas son favorables para los indicadores del mercado laboral (especialmente el paro) y de comercio exterior, y se han revisado al alza las predicciones relativas a varios indicadores de transporte (movimiento de puertos y aeropuertos) y turismo (viajeros y pernoctaciones).

En el extremo opuesto, uno de los indicadores más preocupantes es el Indice de Producción Industrial (IPI) elaborado por SADEI que acumula en el primer trimestre una caída del 6% debida en gran medida a la reducción de producción de energía eléctrica.

Flash_AS_N82_04/2019

A medida que avanza el año los indicadores disponibles reflejan la incertidumbre sobre el crecimiento económico regional. Si bien se registran comportamientos favorables en variables como el movimiento de puertos o las exportaciones regionales, también se observan retrocesos significativos en algunos de los principales indicadores coyunturales. Este es el caso del Indice de Producción Industrial elaborado por SADEI que tras el mal comportamiento de febrero acumula una caída de 5,3%, del movimiento de aeropuertos (-9,6% acumulado hasta febrero), los principales indicadores de turismo (-3,5% para los viajeros y -0,4% para las pernoctaciones en hoteles) y algunos indicadores de consumo.
La incertidumbre se traslada también al ámbito laboral, donde se observan descensos del paro registrado (-4,3% acumulado hasta marzo) pero los contratos permanecen estancados y las afiliaciones a la Seguridad Social aumentan en niveles inferiores al conjunto nacional y el resto de regiones de la cornisa cantábrica.
En este contexto, como ya habíamos anticipado, existen serias dudas de que Asturias pueda mantener crecimientos en torno al 2% hasta finales de año.

Flash_AS_N81_03/2019

Tal y como habíamos anticipado en el flash anterior, las perspectivas para Asturias en el año 2019, aun siendo positivas suponen una ralentización del crecimiento que se extiende a todos los sectores de actividad y se acentúa a medida que avance el año, situándose la tasa global del último trimestre por debajo del 2%.

Tras el buen comportamiento del año 2018, la producción industrial regional ha iniciado el año con un ligero descenso según el IPI publicado por SADEI. También se registraron tasas interanuales negativas en el mes de enero para los indicadores de turismo (viajeros y pernoctaciones en hoteles) y, más acentuadas en el movimiento de puertos (-19,1%) y de aeropuertos (-10,2%).

Esta ralentización económica se extiende también al mercado laboral regional. Si bien el paro registrado acumula hasta febrero un descenso del 4,5% los contratos registrados y las afiliaciones a la Seguridad Social han aumentado tímidamente, con tasas significativamente inferiores a las del conjunto nacional.

Flash_AS_N80_02/2019

Las perspectivas para el año 2019 en Asturias apuntan a una ralentización del crecimiento regional. Cabe además destacar que, si bien las tasas sectoriales previstas son positivas, se espera que el ritmo de crecimiento se atenúe en todos los sectores a medida que avanza el año, situándose la tasa del último trimestre por debajo del 2%.

La incertidumbre afecta especialmente a la producción industrial, que tras el aumento registrado en 2018 podría sufrir retrocesos, con impactos negativos en las exportaciones y el transporte regional.

También los servicios verán debilitado su crecimiento, condicionado en gran medida por la recuperación del sector turismo y el transporte aéreo de pasajeros.

La ralentización económica afectará también al mercado laboral regional. Si bien el año 2018 se ha cerrado con descensos del paro tanto registrado como estimado por la EPA, Asturias mantiene como principales puntos débiles su baja tasa de actividad y el bajo ritmo de creación de contratos y afiliaciones a la Seguridad Social, inferiores a los registrados para el conjunto nacional

Flash_AS_N79_01/2019

El año 2018 se ha cerrado en Asturias con un balance favorable, caracterizado por crecimientos en todos los sectores de actividad con particular protagonismo de la construcción (5,5%) y la industria (3,4%). Para el presente año se prevé una cierta ralentización en el crecimiento regional, que podría cerrar 2019 con una tasa del 2%, basada en comportamientos expansivos de todos los sectores económicos.

Por lo que respecta el mercado laboral, a la espera de que se publiquen las estimaciones de la EPA para el último trimestre del año, los datos de cierre de 2018 confirman el significativo descenso del paro registrado (-6,8%) y el aumento en los contratos registrados (4,1%). Estos comportamientos se prolongarán, previsiblemente más atenuados a lo largo del presente año que podría concluir con una cifra de parados inferior a los 70.000.

Flash_AS_N78_12/2018

Los últimos datos disponibles confirman la buena marcha de la industria regional, reflejada en los Indices de Producción Industrial elaborados por el INE y SADEI, que previsiblemente cerrarán el año con crecimientos en torno al 2%. Este buen comportamiento industrial resulta clave para situar a Asturias en niveles de crecimiento similares a los de la media nacional.

En los restantes sectores se esperan también tasas positivas, destacando el auge de la construcción, que aparece reflejado en el consumo de cemento (9,6% acumulado hasta septiembre).

En cuanto a los indicadores de servicios, se confirma el dinamismo de las ventas y el estancamiento del turismo, correspondiendo las perspectivas más desfavorables a los transportes, especialmente el movimiento de puertos.

En el mercado laboral, los registros procedentes de las oficinas de empleo confirman descensos significativos en el paro regional (-6.9% acumulado hasta noviembre), frente a las estimaciones menos optimistas de la EPA.

Flash_AS_N77_11/2018

El tercer trimestre del año 2018 se ha cerrado con crecimientos significativos en la producción industrial. El IPI elaborado por SADEI acumula hasta septiembre un crecimiento del 4%, ligeramente superior al crecimiento del IPI regional de Asturias elaborado por el INE (3,3%).

También el consumo de cemento muestra un comportamiento favorable (9,6% acumulado hasta septiembre) reflejando el dinamismo de la actividad constructora. En cambio, las perspectivas son desfavorables para los transportes ya que, a las caídas a acumuladas hasta el tercer trimestre en el movimiento de puertos (-9,7%), se une la incertidumbre sobre la actividad en el aeropuerto de Asturias que acumula hasta septiembre crecimientos discretos (1,6%) pero previsiblemente descenderá en los últimos meses del año como consecuencia de la desaparición de las conexiones internacionales.

La ralentización económica se hace notar también en el estancamiento de los indicadores de turismo y en el mercado laboral regional. Las cifras de última EPA del INE, correspondiente al tercer trimestre del año, confirman la baja tasa de actividad y apuntan una ligera reducción de la población ocupada, mientras en el paro existen discrepancias entre el ligero crecimiento estimado por esta fuente y los descensos registrados por los servicios de empleo.

Flash_AS_N76_10/2018

A medida que avanza el año 2018 los indicadores coyunturales muestran nuevos signos de la ralentización en el crecimiento regional de Asturias. Nuestras últimas predicciones apuntan que la economía asturiana cerrará el año con un crecimiento en torno al 2,4% tras un segundo semestre caracterizado por un menor dinamismo en industria y construcción.

Los registros disponibles hasta el mes de agosto acumulan crecimientos en el Indice de Producción Industrial de Asturias (más elevado en el caso del índice elaborado por SADEI que el IPI regional publicado por el INE), el consumo de cemento, la matriculación de turismos y los índices de ventas. En cambio se confirman los retrocesos en el comercio exterior y los indicadores de transporte y turismo.

En lo que respecta al mercado laboral, a la espera de las nuevas estimaciones de la EPA correspondiente al tercer trimestre, se espera cerrar el año con reducciones significativas del paro (-7,6% para el paro registrado) y aumentos en las contrataciones y afiliaciones a la Seguridad Social.