Flash_AS Nº93_03/2020

En un momento de especial incertidumbre presentamos este flash de la economía asturiana, que incluye registros hasta febrero para algunos de los indicadores coyunturales. Nuestras predicciones para el mercado laboral son favorables, ya que se espera cerrar el año 2020 con reducciones significativas del paro tanto registrado (-4,9%) como estimado por la EPA (-4,8%), mientras aumentan el número de ocupados y los contratos registrados.
Desde el punto de vista sectorial, el año se ha iniciado con retrocesos en la actividad industrial como muestran el Indice de Producción Industrial regional elaborado por SADEI y el consumo de electricidad para usos industriales.
Los comportamientos más dinámicos se observan en el sector servicios, particularmente en las actividades ligadas al turismo (movimiento de aeropuertos, viajeros y pernoctaciones en hoteles), que sin embargo podrían verse afectadas en los próximos meses por la coyuntura sociosanitaria.

Flash_AS Nº92_02/2020

Aunque todavía no se dispone de todas las cifras de cierre del año 2019, los últimos registros confirman la debilidad del crecimiento de la economía asturiana, que previsiblemente se prolongará durante el presente año, para el que se espera una cierta recuperación de la actividad industrial (tasa de 1,5% tras el -0,5% estimado para 2019).
Esta debilidad se ve reflejada también en el mercado laboral, ya que según las estimaciones de la EPA Asturias ha cerrado el pasado año con retrocesos de la población activa (-0,6%) y ocupada (-1,2%) y aumentos de paro (3,7%). Nuestras previsiones para el presente año, todavía con carácter muy provisional, apuntan que esta situación podría mejorar, con aumentos en la población activa y ocupada de la región.
La última información coyuntural confirma la ralentización prevista en indicadores como el consumo de electricidad (que cierra el año con una tasa de -10%) y la matriculación de turismos (-5,4%) mientras se mantiene el buen comportamiento de los indicadores turísticos (viajeros y pernoctaciones) y los índices de ventas regionales.

Flash_AS Nº91_01/2020

La economía asturiana ha cerrado el año 2019 con un crecimiento en torno al 1,4%, inferior al del conjunto nacional. Tal y como estaba previsto la industria es el principal causante de esta ralentización, como reflejan los retrocesos acumulados en los Índices de Producción Industrial (IPI) elaborados para Asturias por el INE y SADEI y los indicadores coyunturales de producción y consumo de electricidad.

Los sectores con evolución más favorable son la construcción y los servicios, si bien se detectan diferencias por ramas, con retrocesos en los transportes (especialmente el movimiento de puertos) y mayor dinamismo del turismo particularmente las pernoctaciones hoteleras.

Flash_AS Nº90_12/2019

Nuestras últimas predicciones apuntan que la economía asturiana podría cerrar el presente año con tasas de crecimiento en torno al 1,4%, inferiores a las previstas para el conjunto nacional. La industria se confirma como el principal causante de esta ralentización, tal y como reflejan los retrocesos acumulados en los Índices de Producción Industrial (IPI) elaborados para Asturias por el INE y SADEI y los indicadores coyunturales de producción y consumo de electricidad.

En lo que respecta al sector servicios, se espera una tasa de crecimiento próxima al 2% si bien se detectan importantes diferencias entre las distintas ramas de actividad. El comportamiento más adverso corresponde a los transportes, especialmente el marítimo (se prevé un retroceso de 5,5% en el movimiento de puertos) mientras el turismo muestra una evolución favorable, especialmente en lo que respecta a las pernoctaciones hoteleras que podrían aumentar este año un 4%.

Por su parte el mercado laboral acusa el impacto de esta ralentización económica regional, ya que el empleo podría reducirse de forma significativa (-2%) mientras el paro estimado por la EPA aumenta.

Flash_AS Nº89_11/2019

A medida que avanza el año aumentan las evidencias sobre la ralentización de la economía regional, que podría cerrar el año con un crecimiento en torno al 1,4%. Esta ralentización afecta especialmente al sector industrial tal y como reflejan los Índices de Producción Industrial (IPI) elaborados para Asturias por el INE y SADEI y los indicadores coyunturales de producción y consumo de electricidad, que podrían cerrar el año con tasas de variación en torno al -25% y -13% respectivamente.
Cabe destacar también el comportamiento adverso del transporte, que se refleja en el retroceso del movimiento de puertos y el estancamiento del tráfico en aeropuertos. Los datos más favorables corresponden a las exportaciones que previsiblemente se incrementarán un 11% este año y el turismo, especialmente las pernoctaciones hoteleras para las que se esperan aumentos de 3,7%.
La ralentización económica regional se traslada el mercado laboral, como muestran las estimaciones de la última Encuesta de Población Activa (EPA) según las cuales el empleo regional acumula hasta el tercer trimestre una caída de 1,8% mientras el paro acumula un incremento de 3,9% en el mismo período.
Si bien se mantienen las discrepancias entre estas estimaciones de la EPA y el paro registrado por los Servicios Públicos de Empleo, ambas fuentes coinciden en detectar un empeoramiento de la evolución del paro regional a medida que avanza el año.

Flash_AS_N88_10/2019

La información disponible confirma la ralentización de la economía regional, arrastrada en gran medida por la difícil coyuntura industrial. Los Índices de Producción Industrial elaborados para Asturias reflejan importantes descensos, especialmente el elaborado por SADEI que acumula hasta agosto una tasa de -8,1%.
Junto a los considerables retrocesos registrados en la producción y consumo de electricidad regional, que previsiblemente se prolongarán hasta fin de año, cabe destacar también el comportamiento adverso del transporte, que se refleja tanto en el movimiento de puertos como de aeropuertos.
En este contexto, las únicas perspectivas favorables corresponden a los sectores de construcción y servicios, especialmente el turismo, y resulta de especial interés analizar las estimaciones de la EPA que el INE publicará próximamente para conocer si esta ralentización económica se hace sentir en el mercado laboral.

Flash_AS_N87_09/2019

A medida que avanza el año se confirma la ralentización de la industria regional, reflejada en los Indices de Producción Industrial elaborados para Asturias por el INE y SADEI. Durante el primer semestre se han registrado retrocesos en la producción y consumo de electricidad regional que previsiblemente se prolongarán hasta fin de año,

Las perspectivas más favorables corresponden a las actividades de construcción y servicios, donde se observa una mejoría en el comportamiento de los indicadores turísticos, particularmente las pernoctaciones en hoteles que podrían aumentar un 5,1% durante el año en curso.

Por lo que se refiere al mercado laboral, las estimaciones de la EPA son menos optimistas que los registros de los Servicios Públicos de Empleo, ya que acumulan en la primera mitad del año tasas negativas para el empleo regional (-1,6%) junto a incrementos del paro (2,8%).

Flash_AS_N86_08/2019

Este flash confirma las predicciones de números anteriores para la economía asturiana, destacando la revisión al alza de las perspectivas de los contratos registrados que podrían cerrar el año 2019 con una tasa de crecimiento de 2,6%. También ha mejorado el comportamiento de los indicadores turísticos (viajeros y pernoctaciones) y de las matriculaciones de turismos mientras, en el extremo opuesto, se acentúan las caídas previstas para el consumo de energía eléctrica (-12,2%).

Flash_AS_N84_06/2019

Con la información coyuntural disponible hasta mayo se espera que la economía asturiana cierre el año en curso con crecimientos ligeramente superiores al 2%, destacando el dinamismo de la construcción y con especial incertidumbre en el sector industrial.

En lo que respecta al mercado laboral, destacan las caídas del paro registrado en Asturias (-4,4% acumulado hasta mayo) acompañadas de crecimientos todavía débiles en los contratos registrados (0,7%) y las afiliaciones a la Seguridad Social (1,1%).

Los comportamientos más negativos corresponden a algunos indicadores coyunturales de producción y consumo industrial, especialmente los relativos a energía eléctrica (este flash incorpora por primera vez el consumo de energía eléctrica para usos industriales, que acumula hasta abril una caída del 10%).

En el extremo opuesto, se han revisado al alza las perspectivas de los índices de ventas y el consumo de combustible y también los indicadores turísticos (viajeros y pernoctaciones en hoteles) han mejorado su comportamiento con los registros de abril que incorporan la campaña vacacional de Semana Santa.

Flash_AS_N83_05/2019

Los indicadores coyunturales disponibles para Asturias muestran una considerable incertidumbre sobre el crecimiento económico regional cuya predicción se sitúa actualmente en 2,1%. Las perspectivas son favorables para los indicadores del mercado laboral (especialmente el paro) y de comercio exterior, y se han revisado al alza las predicciones relativas a varios indicadores de transporte (movimiento de puertos y aeropuertos) y turismo (viajeros y pernoctaciones).

En el extremo opuesto, uno de los indicadores más preocupantes es el Indice de Producción Industrial (IPI) elaborado por SADEI que acumula en el primer trimestre una caída del 6% debida en gran medida a la reducción de producción de energía eléctrica.